Economía

El tamaño importa: el calibre del mango malagueño amenaza una campaña "histórica"

Los datos evidencian el mayor dulzor del fruto pese a su dimensión más reducida

Papayas, mangos y piñas en un mercado.

Papayas, mangos y piñas en un mercado. EP

A los consumidores de mango les importa el tamaño de la fruta; sin embargo, aquel que piense que si es más grande está más bueno se equivoca. El arranque de la campaña del manjar subtropical está marcado por el estancamiento producido por el rechazo del consumidor final: la demanda ha descendido como consecuencia de una reducción del calibre de los mangos de esta temporada. «La calidad del mango malagueño de este año es espectacular y la producción ha mejorado respecto a la última referencia. Podríamos estar hablando de una añada histórica y tenemos ciertas dificultades a nivel comercial porque la gente no está acostumbrada a las dimensiones. Es importante transmitir que, aunque el producto sea más pequeño, es igual o mejor que siempre», señala en conversación con El Independiente Benjamín Faulí, responsable de frutas tropicales de ASAJA (Asaja Asociación Agraria Jóvenes Agricultores) Málaga.

Los grados brix, que miden la concentración total de sacarosa disuelta en un líquido -el dulzor de los alimentos-, reflejan la realidad en torno a la fruta: los ejemplates analizados en lo que va de campaña alcanzan los 16º y hasta 17º grados brix y superan los 15º-15,5 grados brix de la campaña pasada; «Los mangos de este año son incluso más ricos de sabor», apunta Faulí.

Las altas temperaturas del verano, tanto de día como de noche, han lastrado el desarrollo de un fruto con cierta tradición en la región de Málaga. Desde ASAJA lamentan que «el tamaño del mango se ha mantenido muy homogéneo desde que se cosecha en la zona y las condiciones meteorológicas de este año hacen que el tamaño del mango sea extraño para el consumidor».

Campaña del mango

Septiembre marca habitualmente el inicio de la campaña del mango pero en Málaga y Granada . La sequía de los meses de verano y el adelanto a la hora de la recolección ha provocado el empequeñecimiento del fruto de un año para otro. Además, se espera una campaña de gran producción, «cercana a las 30.000 toneladas», que zarandea el precio del mango. Las cadenas de supermercados, fruterías y otros puntos de venta, reconocen que el fruto de este año es de mucha calidad y que están haciendo especiales esfuerzos, ya que el consumidor no está acostumbrado a adquirir fruta con este calibre y por este desconocimiento no lo está demandando. Al no haber demanda, los precios están cayendo más de lo habitual, generando un problema comercial importante, sobre todo al último eslabón de la cadena, que es el productor. este agosto el mango ha marcado su valor más bajo en ese mes desde 2014, según datos del Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía.

ASAJA Málaga insiste en la «calidad exquisita» del mango malagueño de esta temporada pese a su menor tamaño. «La campaña dura apenas dos meses y nos preocupa que la situación se encuentre atascada. El producto es de gran calidad y el tamaño no es un motivo por el que dudar», subraya Faulí. «Nos encontramos en época de recolección y los agricultores no se ven recompensados por los enormes esfuerzos realizados s para poner la fruta a disposición del mercado».

La asociación pide a los consumidores «que aprovechen y confíen en la alta calidad del producto local tal como lo han hecho hasta ahora, ya que continúa siendo la misma de campañas anteriores y que las cadenas de distribución apoyen el consumo de mango español». «Que la gente coma mango, que está muy rico», concluye Faulí.

Te puede interesar

Comentar ()