Economía | Finanzas

La crisis económica lleva a los españoles a aumentar en más de 500 millones el dinero en depósitos y en efectivo

En el segundo trimestre, los hogares aumentaron en 1,7 puntos porcentuales su dinero en efectivo y depósitos hasta los 1,07 billones de euros

Ahorro

Pixabay

Los depósitos y el efectivo siguen siendo, otro trimestre más, el activo financiero preferido de los hogares españoles. El 40% de los 2,6 billones de euros en activos financieros está destinado a estos dos componentes. De hecho, su peso en el total ha sido el que más ha crecido en el segundo trimestre de 2022 respecto a un año antes: 1,7 puntos porcentuales, lo que refleja el miedo a una crisis por parte de los hogares. El dinero en efectivo y en depósitos de los españoles ascendió a 1,07 billones de euros de abril a junio, según los datos de Cuentas Financieras de la Economía Española del Banco de España.

Estos 1,07 billones de euros en efectivo y en depósitos son un 2% más que en el primer trimestre del año. De hecho, esta partida lleva creciendo, sostenidamente, año tras año desde 2017. No obstante, el año de la pandemia, 2020, que hubo confinamiento y restricciones de movilidad y consumo, aumentó un 8,8% el dinero destinado a efectivo y depósito. En el acumulado de 2021, fue cuando consiguió estar por encima del billón de euros, ya que cerró el año en 1,03 billones de euros.

A principios de este año, miembros del Banco de España explicaban que el miedo a perder los ahorros hace que los hogares prefieran tenerlo en efectivo. De hecho, comentaban que tener el dinero suele generar mayor seguridad que una anotación en una cuenta bancaria, que solo es un número y no se tiene físicamente.

El saldo total de activos financieros (dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta) de los hogares e ISFLSH alcanzó en el segundo trimestre 2,67 billones de euros, un 0,7% más que un año antes y cifra equivalente al 210% del PIB. Tal y como señala el Banco de España, este aumento refleja la adquisición neta de activos financieros, que fue de 63.600 millones de euros en el último año, concentrada en depósitos y, en menor medida, en participaciones en el capital, que fue parcialmente compensada por una revalorización negativa de 44.900 millones de euros.

Las participaciones en capital, es decir, las acciones son el segundo activo más elegido por los hogares españoles, ya que tienen un peso del 29% en el total. En tercer lugar se encuentran las participaciones en fondos de inversión con un 14% del global y por último el de seguros y fondos de pensiones con un 13%. El peso de los seguros y fondos de pensiones fue el que más cayó, 1,6 puntos porcentuales, condicionado este último por su revalorización negativa. En total, los seguros y fondos de pensiones reúnen 346.459 millones de euros.

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 1,89 billones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 0,3% en tasa interanual. El informe también refleja un ligero repunte de la deuda de los hogares en términos absolutos, aunque se moderó hasta el 56,5% del PIB, frente al 61,5% de junio de 2021.

Por otro lado, las cuentas financieras del Banco de España también muestra la deuda de hogares y empresas. En el segundo trimestre la deuda consolidada de las empresas y de los hogares alcanzó los 1,68 billones de euros, un 0,7% menos en comparación interanual y un 4,2% superior al nivel de finales de 2019, antes de que comenzara la pandemia. En términos del PIB, la ratio indica una moderación del endeudamiento hasta el 132,2%, frente al 146,1% de junio de 2021, pero por encima del 129,3% de diciembre de 2019.

La deuda de los hogares subió de 712.000 millones en junio de 2021 a 717.600 millones en el mismo trimestre de 2022. No obstante, la ratio sobre el PIB disminuyó hasta el 56,5%, porcentaje inferior al 61,5% del mismo trimestre de 2021 y similar al 56,8% de finales de 2019.

Te puede interesar

Comentar ()