Economía

Dancausa asegura que Bankinter ya negocia con sus clientes los problemas con la hipoteca

La consejera delegada espera que las ayudas de clientes hipotecados vulnerables del Código de Buenas Prácticas se apruebe pronto

María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, Jacobo Díaz, Director Financiero

María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, Jacobo Díaz, Director Financiero

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha asegurado que la entidad ya negocia con sus clientes los posibles problemas de pago con la hipoteca. No obstante, Dancausa ha resaltado que se van a adherir al Código de Buenas Prácticas que están negociando las patronales bancarias con el Ministerio de Asuntos Económicos para proteger a los clientes vulnerables y que puedan seguir haciendo frente al pago de las cuotas mensuales de sus hipotecas.

“Espero que se aprueben pronto las ayudas para los clientes vulnerables por si sube la morosidad”, ha dicho Dancausa durante la presentación de los resultados del tercer trimestre. Además, ha comentado que el acuerdo con el Gobierno no está todavía cerrado, pero ha dicho que el sector financiero «está muy concienciado de que hay que echar una mano».

La ceo de la entidad ha dejado claro que por el momento no están recibiendo llamadas de los clientes preocupados porque no puedan hacer frente a ese pago de la deuda del préstamo hipotecario: “No recibimos llamadas ni notamos inquietud para pagar la cuota”. Pero ha matizado que si sucede negociarán de forma individual “como lo hemos hecho siempre”.

«Estamos de acuerdo en tomar medidas concretas para ayudar a las familias más vulnerables a que puedan pagar sus cuotas hipotecarias tomando las medidas que se acepten por parte de todo el sector y esto está pendiente de cerrar, aunque ya están muy avanzadas esas medidas que pronto se harán públicas por quien corresponda. Lo que se apruebe y se incorpore al Código de Buenas Prácticas lo cumpliremos», ha afirmado.

A pesar de la subida del euríbor y del encarecimiento de las hipotecas, el crecimiento en España de la cartera fue del 1,6%, como consecuencia de «la subida de los tipos de interés y la consiguiente revisión al alza de los tipos fijos de las hipotecas», si bien sigue estando por encima de la media sectorial en España, que fue del 1,3% con datos a agosto. La nueva producción hipotecaria de estos nueve primeros meses crece un 19% sobre el mismo periodo de 2021.

Sobre la tasa de morosidad, el nivel de mora de Bankinter se encuentra en mínimos históricos, de hecho, la consejera delegada ha destacado el nivel tan bajo del 2,10%, que es inferior a la de trimestres anteriores. No obstante, Dancausa ha reconocido que la incertidumbre económica de los próximos meses que puede hacer que la tasa aumente, aunque ha destacado que “estamos preparados para el posible escenario adverso”.

Dancausa ha querido incidir en que el «cliente tipo» de Bankinter cuenta con un nivel económico medio-alto y, por tanto, tiene mayor capacidad de ahorro para afrontar ciclos económicos difíciles, en el caso de que se presenten clientes con dificultades para afrontar el pago de su hipoteca por la subida del Euríbor y la inflación, el banco les ayudará.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha asegurado que el banco cuenta con provisiones «más que de sobra» para afrontar un posible deterioro económico, dado que todavía mantiene un exceso de dotaciones extraordinarias por el Covid-19 superior a los 100 millones de euros

Por otro lado, ante los reiterados mensajes de prudencia en la dotación de provisiones y la distribución de dividendos que está realizando el supervisor bancario por el entorno económico actual, Dancausa ha descartado que Bankinter vaya a realizar algún cambio en su política de distribución de dividendos, que consiste en un ‘pay out’ del 50% en efectivo.

«No hay ninguna razón para tenerlo que disminuir, hemos sido muy consistentes a lo largo de los años y hay que diferenciar entre entidades que tengan necesidad de ser un poco más prudentes y otras que no lo necesitamos», ha apuntado.

Durante la rueda de prensa, la consejera delegada ha vuelto a hacer referencia al impuesto a la banca anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Dancausa ha asegurado que no conocen las características técnicas del gravamen por lo que no pueden hacer un cálculo de cómo les va a afectar, por lo que mantienen su objetivo de 550 millones de euros de beneficio para 2023.

No obstante, lo ha considerado «injusto, discriminatorio y confiscatorio» y no ha descartado «acudir a los tribunales» si lo consideran necesario para defender los intereses de sus accionistas.

Te puede interesar

Comentar ()