Economía | Finanzas

La gran banca encarece las hipotecas fijas: imposible encontrar una oferta por debajo del 2%

Son muchos los préstamos hipotecarios que ya tienen un interés por encima del 4%

Un edificio de viviendas.

Un edificio de viviendas. Servimedia

La política monetaria está viviendo un cambio de ciclo. El pasado mes de julio, el Banco Central Europeo (BCE) subió el precio del dinero por primera vez en once años. Lo volvió a hacer en septiembre, con una subida histórica del 0,75% y todo apunta a que lo seguirá haciendo en la próxima reunión. Estos aumentos suponen que pedir dinero prestado cuesta más (una medida para que se frene el consumo y baje la inflación). Esta situación afecta al euríbor (que ya está en el 2,5%), por lo que las cuotas de las hipotecas variables son más altas. Pero también hace que las nuevas hipotecas fijas se encarezcan, porque los bancos aprovechan que los clientes van a querer pagar lo mismo cada mes, sin sobresaltos.

De hecho, la gran banca española ha encarecido las hipotecas fijas y ya es imposible encontrar una oferta por debajo del 2%. Es más, son muchos los préstamos hipotecarios que ya tienen un interés por encima del 4%. Esto supone un punto y final a las hipotecas fijas más baratas, pero los expertos insisten en que aún están a precios “razonables”. Desde el año pasado y hasta el pasado mes de enero, el interés medio de estos préstamos se situaba entorno al 1,40%

Tres de las cinco entidades que forman parte de este club (Santander, CaixaBank y Banco Sabadell) han hecho cambios en su oferta hipotecaria tras los anuncios de subida de tipos por parte del BCE. Por su parte, BBVA y Bankinter realizaron sus cambios antes de la reunión de julio del supervisor bancario.

CaixaBank fue la última entidad que ha hecho movimientos en su hipoteca fija. El consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, explicó que el 90% de la nueva producción de la hipoteca es a tipo fijo. “Es un producto muy bueno, muy completo”, apuntan fuentes de CaixaBank y añaden que no hay cambios a la vista. Sin embargo, el interés de la Hipoteca Casa Fácil Fijo sin bonificar supera el 4% TAE tanto bonificada como sin bonificar y en todos sus plazos. Así, a 30 años, el TAE se sitúa a 4,41% sin bonificar y a 4,31% bonificado. Si se rebaja el periodo a la mitad, el TAE se reduce a 4,23% sin bonificar y 4,25% bonificado.

Banco Santander también decidió incrementar el tipo de su Hipoteca Fija. El último cambio tuvo lugar el 21 de septiembre de 2022. Así, este préstamo hipotecario a 30 años tiene un TAE del 3,49% si se contrata bonificada y del 4,19% si es sin bonificar. La primera opción exige cuatro productos: domiciliar la nómina, seguro de vida, seguro de hogar y certificado de eficiencia energética.

Desde el año pasado y hasta el pasado mes de enero, el interés medio de estos préstamos se situaba entorno al 1,40%

El 21 de septiembre fue la fecha elegida también por Banco Sabadell para encarecer su hipoteca fija. Tras esta actualización, la hipoteca fija de la entidad a 30 años y con un importe de 150.000 euros tiene un TAE de 3,45% si es bonificada, es decir, si el cliente domicilia su nómina y contrata los seguros de vida, hogar y protección de pagos. Si el cliente decide contratar este préstamo sin ningún producto vinculado, el TAE sube por encima del 4% (4,09%).

Por otro lado, BBVA comenzó a subir los intereses de su hipoteca fija en febrero, pero el último lo hizo antes de que la política monetaria empezara a ser más restrictiva: el 25 de abril. Tras este cambio, el TAE para esta hipoteca a 15 años es de 3,6% sin bonificar. Además, apuntan que aplicarán una bonificación del 1% sobre el TIN (2,95% en este caso) durante los primeros seis meses si el cliente domicilia su nómina y contrata seguros del hogar y protección de pago. En este caso quedaría un 1,95% de TIN y 2,81% de TAE.

Finalmente, Bankinter subió el interés de su Hipoteca Fija cuatro veces; una el 14 de febrero, la segunda el 5 de abril, una tercera el 16 de mayo y la última el 17 de junio de 2022 (también antes de la reunión de política monetaria del BCE). Tras el último cambio, una hipoteca fija bonificada a 30 años tiene un TAE de 3,58%; a 20 años, de 3,54%; y a 15 años, de 3,53%. Los productos bonificados son la domiciliación de nómina, el seguro de vida y de hogar y un plan de pensiones con aportación mínima de 600 euros al año.

Por otro lado, si el cliente prefiere una hipoteca fija pero no quiere vincularse más allá del préstamo, el producto de Bankinter sin bonificar a 15 años tiene un TAE de 4,56%: a 20 años del 4,58%; y a 30 años, el TAE es de 4,64%.

Más allá de las cinco grandes entidades de la banca española, al menos 15 entidades más han encarecido su precio o las han eliminado de su catálogo, a la par que han abaratado su oferta de hipotecas variables.

Te puede interesar

Comentar ()