Economía

José Antonio Álvarez (Santander): "No estamos ni de lejos en una situación como la de 2008 respecto a las hipotecas"

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez .

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez Álvarez, interviene durante la presentación de los resultados. Ricardo Rubio / Europa Press

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, ha asegurado que el mayor interés del grupo es que los clientes puedan pagar sus préstamos e hipotecas. Por ello, ha explicado que en Banco Santander analizan caso por caso. No obstante, ha dejado claro que en el mercado hipotecario “no estamos ni de lejos como en 2008”. En el tercer trimestre, la entidad sí que ha notado una ralentización de la demanda de hipotecas, por el nuevo escenario. 

Según los resultados, en España, Banco Santander mantuvo la buena dinámica comercial en consumo, mientras que en hipotecas se ha observado cierta desaceleración como consecuencia de las subidas de tipos, aunque se mantiene el crecimiento interanual.

«No estamos ni de lejos en la situación de 2008, donde había una sobrevaloración. Estamos en una acomodación en el calendario de pagos y como siempre, nuestro interés es acomodarnos a las necesidades de pago de nuestros clientes», ha sostenido.

Por el momento, tal y como ha señalado Álvarez en la presentación de resultados, no están recibiendo preocupación por el pago de la cuota de las hipotecas variables (el 75% de la cartera hipotecaria de Banco Santander es a tipo variable), pero ha pronosticado que a partir de noviembre sí que podría comenzar a verse. Sin embargo, ha matizado que no se espera una avalancha de llamadas sobre esto, ya que la producción hipotecaria de los últimos años ha sido a tipo fijo, por lo que las variables existentes son más antiguas y con menos deuda pendiente. 

Asimismo, el consejero delegado ha explicado que por el momento no ven con preocupación los posibles problemas con las cuotas hipotecarias porque el empleo se mantiene y la tasa de paro está en niveles normales. “Si desaparece la fuente de ingresos, el trabajo, sí que podría haber problemas, pero no es nuestro escenario”, ha comentado Álvarez. Una afirmación que ha compartido José García Cantera, director financiero de Banco Santander, quien ha asegurado que el riesgo de la cartera hipotecaria española es bajo: “La evolución va a ser buena si el empleo continúa manteniéndose”.

El CEO de Santander ha señalado que la inflación es «mala» al principio para pagar los préstamos, pero que luego el aumento de precios se trasladada a los salarios, por lo que luego «no suele ser tan negativo para pagar los préstamos».

Además, ha señalado que estas medidas se están buscando para los «futuros aumentos» de tipos, ya que las hipotecas de septiembre y octubre se han depreciado con el Euríbor de julio y agosto, cuando el índice hipotecario se situó en el 0,992% y en el 1,249%, lejos del 2,7% actual.

Por lo que respecta a las negociaciones sobre las hipotecas variables, Álvarez ha afirmado que el sector bancario y el Gobierno “están en el mismo barco”. El interés de Banco Santander es, según ha incidido el ceo, que todos sus clientes, tanto particulares como empresas, puedan devolver su préstamo, por ello ha insistido en que están dispuestos a ayudarles a ello. 

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, ha afirmado que tanto la banca como el Gobierno están «en el mismo barco» en relación con los hipotecados que se encuentren en situación de vulnerabilidad y que su interés es que todos puedan devolver el préstamo, por lo que están dispuestos a ayudarles a ello.

Álvarez se ha referido a la negociación que la banca está manteniendo con el Gobierno para encontrar soluciones a los clientes hipotecarios afectados por la subida de tipos de interés y cuyo objetivo es conseguir una actualización del Código de Buenas Prácticas para la reestructuración de deudas que incluya a estos usuarios de forma específica.

Te puede interesar

Comentar ()