Economía

Gonzalo Gortázar (CaixaBank): "La situación hipotecaria no tiene la gravedad de lo que vimos en la crisis anterior"

La gran banca se alía contra el impuesto de Sánchez: "No es una buena idea".

El consejero delegado de CaixaBank. Gonzalo Gortázar. EFE

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha asegurado que los clientes que se van a ver afectados por la subida del euríbor no es muy relevante, ya que la mayoría de sus hipotecados son a tipo fijo. De hecho, ha apuntado que en los últimos años el 90% de las hipotecas que se han firmado han sido a tipo fijo y los que están a tipo variable llevan mucho préstamo amortizado. Gortázar ha asegurado durante la presentación de la rueda de prensa de resultados que “la situación hipotecaria actual no tiene la gravedad de lo que vimos en la crisis anterior”, en referencia a la crisis de 2008. 

La tasa de esfuerzo de los clientes a tipo variable está actualmente en el 25% y con la subida de tipos aumentará hasta por debajo del 30%, situación alejada de 2008 cuando llegó al 50%. Asimismo, ha explicado que por el momento no está viendo clientes afectados y que cualquier problema que haya lo negociarán en cada caso particular. “Vamos a buscar soluciones”, ha puntualizado el consejero delegado. “El problema de la subida de los tipos de interés va a tener un impacto moderado, no quita pongamos los medios desde el principio”, ha añadido. 

Gonzalo Gortázar ha admitido que todo el sector está preocupado por la subida de tipos. “Tenemos una cartera hipotecaria de 125.000 millones de euros, un 60 % concedidos antes de 2012. Son personas que llevan diez años haciendo frente a tipos variables y esperamos que puedan seguir haciéndolo salvo excepciones. Un 33 % de la cartera es de los últimos 7 años y el 72 % está a tipo fijo. Los clientes que están a tipo variable creemos que han entendido los riesgos y podrán hacer frente a la subida de tipos”, ha apuntado. 

A pesar de que los clientes afectados no son muchos, Gortázar insiste en que el posible incremento de la morosidad se pueda traducir en una crisis similar a la de 2008. Por una parte, porque las previsiones en términos de empleo no son equivalentes y, por la otra, porque las que se han concedido en los últimos años y que serían más sensibles a la subida del euríbor porque la amortización de capital es todavía baja, están firmadas a tipo fijo. 

Por lo que respecta a la negociación de las asociaciones bancarias con el Gobierno sobre la protección de los hipotecados, Gonzalo Gortázar ha explicado que «las medidas que acordemos deben dirigirse a un perímetro reducido y deben dirigirse a los colectivos más vulnerables», ha explicado.

Más allá de la situación de preocupación por la subida de tipos que vaya a afectar a los clientes, CaixaBank continúa creciendo en la comercialización de hipotecas, ya que hasta septiembre se han duplicado las concesiones respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando los 10.527 millones de euros. Gortázar ha valorado este crecimiento y ha asegurado que el préstamo otorgado es de calidad y se debe al buen producto que ofrecen. 

No obstante, ha reconocido que en los próximos meses se tendrá que ver una ralentización, y que habrá menos transacciones, aunque ha señalado que no habrá caída en el precio medio, ya que el precio de la vivienda continuará subiendo a menor ritmo que la inflación. “La ralentización es algo esperable”, ha asegurado el consejero delegado.

Te puede interesar

Comentar ()