Economía | Empresas

El paro de transportistas 'pincha' en su primera jornada de protestas: "Normalidad absoluta"

Los grandes mercados, puertos y pasos fronterizos registran la actividad habitual, con algún episodio aislado de quema de neumáticos. La manifestación en Madrid congrega a solo 1.500 personas, según cálculos policiales

Un camionero porta una bandera frente a varios vehículos.

Un transportista porta una bandera frente a varios vehículos. EFE/ Sergio Perez

«Normalidad absoluta y actividad plena». Así define la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) la situación en la primera jornada del paro indefinido en el sector del transporte convocada a partir de este lunes por la misma plataforma que organizó los 20 días de protestas en el mes de marzo.

La citada normalidad se da «tanto en puertos, centros logísticos y áreas de descanso y repostaje como en los pasos fronterizos con Francia, Portugal y Marruecos», según Astic. «Continua la normalidad en la circulación en las carreteras. No hay incidentes ni bloqueos destacables», añaden desde Fenadismer, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España.

En concreto, no se registran problemas en puertos y «están funcionando al 100%» Mercamadrid, Zona Franca de Barcelona y MercaSevilla, así como la entrada y salida de mercancías a través de la frontera interior terrestre con Francia, Portugal y Marruecos.

Al margen de episodios aislados, en esta ocasión no se están registrando incidentes de relevancia. En marzo, muchas empresas se vieron obligadas a paralizar su actividad debido al pinchazo de neumáticos o la rotura de lunas rotas, así como por bloqueos en accesos y salidas de aparcamientos y centros logísticos o de repostaje.

Según trasladan desde el Ministerio del Interior, se ha reportado un incendio de neumáticos en Algeciras, el incendio de cuatro cabezas tractoras en Villaescusa (Cantabria) y algunos pinchazos en Illescas (Toledo). El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska asegura que «todos ellos están siendo investigados».

Para dar el pistoletazo de salida al paro indefinido, la denominada Plataforma Nacional en Defensa del Sector del Transporte ha organizado una manifestación a pie en Madrid. Según cálculos policiales, sólo ha conseguido congregar a cerda de 1.500 transportistas, en su mayoría autónomos o de pymes.

Para evitar las situaciones de marzo, Interior ha organizado esta vez un amplio dispositivo policial. A las 9:30 horas ha celebrado una reunión de Centro de Coordinación, presidido por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, en el que han participado todas las fuerzas de seguridad y ministerios y administraciones implicadas. «Todos han trasladado situaciones de normalidad en nodos, centros logísticos y vías de comunicación», señalan desde el citado departamento.

Asimismo, también han registrado un «acceso con normalidad en todos los grandes centros logísticos y en las infraestructuras de hidrocarburos«. Desde el sector de la distribución también se traslada una «normalidad absoluta», más allá de «incidentes menores con piquetes en MercaJerez, que han sido rápidamente desactivados», rematan.

Reforzar las inspecciones

La principal reivindicación de los organizadores de unos paros que llegan a las puertas del Black Friday y la navidad es que se refuerce la inspección para garantizar que se cumplen todas las normativas aprobadas durante los últimos meses para evitar que los camioneros puedan trabajar a pérdidas presionados por los cargadores o que tengan que realizar tareas de carga y descarga de la mercancía.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado este mismo lunes que el paro indefinido carece de justificación, ya que no contribuye a solucionar los problemas del sector. «Quiero llamar de nuevo a la responsabilidad», antes de asegurar que su Ministerio «está profundizando en aquellas medidas que puedan servir para que la vigencia de las modificaciones que se han introducido alcancen su máximo recorrido».

La plataforma organizadora del paro no cuenta con el respaldo de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, ni del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), el órgano de interlocución oficial de las asociaciones empresariales del sector con el Gobierno.

Te puede interesar

Comentar ()