Economía | Empresas

Los hoteles se preparan para rozar el lleno este invierno pese a la subida de precio de las habitaciones

El interés por viajar a España ha crecido un 40% frente a prepandemia, con un interés creciente de los viajeros nórdicos por y a la espera de que mercados de largo radio como el asiático se reactiven

Palladium Hotel Don Carlos en la localidad costera de Santa Eulalia del Río (Ibiza)

Palladium Hotel Don Carlos en la localidad costera de Santa Eulalia del Río (Ibiza) Web Palladium Hotel Don Carlos

La campaña de invierno pinta muy bien para los hoteleros. A pesar del aumento de precios, el optimismo cunde en un sector especialmente golpeado por la crisis del coronavirus. Pese a la posible recesión que se avecina el próximo año, las perspectivas de cara a los próximos meses son buenas, con ocupaciones que superan los niveles de 2019.

Así lo estima la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) con los datos de un informe elaborado por la consultora PwC. «El sector sigue en recuperación», ha dicho su presidente, Jorge Marichal, quien también ha alertado de los sobrecostes que estrechan los márgenes de la compañías, sobre todo en energía y alimentación.

Entre los meses de diciembre 2022 y febrero 2023 la industria espera alcanzar unos niveles de ocupación algo superiores a los registrados en el mismo período previo a la llegada de la crisis sanitaria. Las aerolíneas han recuperados sus capacidades y eso se deja notar en el volumen de viajeros.

El informe revela que las ventas en cartera de las compañías hoteleras para el período diciembre-febrero superan en cinco puntos a lo que había en 2021. También desvela que las realizadas de forma directa casi duplican a las de la temporada de invierno de 2019, con un incremento de reservas generalizado en todas las comunidades autónomas.

Repuntan también los viajeros internacionales, también de cara a una temporada como la de invierno, considerada habitualmente como temporada baja en gran parte de España. Según los datos del Smart Observatory, el interés por viajar a España se mantiene un 40% por encima de los niveles previos a la pandemia. La mayor tasa de crecimiento se da en los países nórdicos, mientras que los países emisores de largo recorrido aún no se han recuperado.

Además, los datos son positivos tanto en los ingresos por habitación (RevPar) como en la tarifa media diaria (ADR) que, desde junio de este año, ya se sitúan por encima de los niveles previos a la pandemia. El RevPar en octubre se situó en 66 euros (un 17% más que en 2019) y el ADR en 100 euros (un 16% por encima). Marichal destaca además que «se está generando más empleo que nunca» en el sector.

Preocupación para los próximos meses

Pese a los buenos augurios para la campaña de invierno, la prudencia es máxima en el sector hotelero. Sobre todo, respecto al turismo emisor procedente de mercados como Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. Todos estos países han recortado notablemente sus previsiones de crecimiento, lo que puede traducirse en un efecto negativo en el flujo de viajeros hacia España.

Pese a la subida generalizada de precios, los hoteles han conseguido no erosionar la demanda. Aunque ningunos pierde de vista cuánto tiempo podrá mantenerse esta situación si la inflación sigue alta durante los próximos ejercicios.

A ello hay que sumar el impacto que puede tener la subida de los tipos de interés y el consecuente encarecimiento de las hipotecas. Un aspecto que puede minar la capacidad de compra de las familias, trasladándose a un menor gasto en el ámbito hotelero.

Frente a eso, desde la patronal destacan un aspecto positivo como la devaluación del euro frente al dólar, que está jugando a favor del sector y fortaleciendo a Europa como destino turístico frente al resto del mundo. «Aunque presentamos hoy resultados optimistas, estamos vigilantes ante la complicada situación que se vislumbra», señala Marichal.

Comentar ()