Economía | Empresas

El textil anticipa que la inflación lastrará sus ventas en la campaña más importante del año

Inauguración de la tienda de Lefties más grande del mundo en el centro de Madrid.

Inauguración de la tienda de Lefties más grande del mundo en el centro de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El comercio textil mira con preocupación la recta final del año y cómo el efecto de la inflación sobre los bolsillos de los consumidores puede provocar un bajón de las ventas en la campaña más importante para el negocio. De momento, las ventas de noviembre han crecido un 6,1% respecto al año pasado. Y el balance del año arroja una mejora del 13,6%.

Pero la merma de la renta disponible de los hogares y las estrategias para el ahorro por parte de los clientes provocan un escenario de incertidumbre sobre la evolución de la demanda durante estas navidades.

El grueso de las ventas del mes pasado coincidieron con la campaña de descuentos asociada al Black Friday. Y la climatología más fría, acorde a esta etapa del año, animó las compras de prendas y complementos.

Ahora, la campaña navideña, dicen desde la patronal textil Acotex, «se presenta con cierta incertidumbre ya que los clientes tienes menos dinero en el bolsillo por el incremento de la luz, el gas, la gasolina, la cesta de la compra, etc. y destinan la retan disponible principalmente a alimentos y pago de suministros e hipoteca».

Frente a un total pesimismo, se agarran al hecho de que tradicionalmente los clientes suelen realizar regalos donde tiene cabida la moda y que suelen ser recurrentes en esta época estival.

Pero a nivel global, los augurios de cara al año que viene no son positivos. El 56% de los ejecutivos de la industria de la moda cree que las condiciones empeorarán en 2023. Así consta en la última edición del estudio ‘El Estado de la Moda 2023’, que elabora The Business of Fashion y McKinsey.

El informe apunta a una desaceleración del sector en un contexto marcado por la guerra en Ucrania, el aumento de la inflación y las presiones de la cadena de suministro. El 85% de los ejecutivos de la moda encuestados prevé que la inflación será un gran reto y el 58% cree que la crisis energética seguirá lastrando el mercado.

Por contra, sí ven algunas posibilidades de crecimiento. Por ejemplo, en el segmento de la moda de lujo se esperan subidas globales de entre un 5% y un 10%, frente a las caídas del 2 y 3% que se manejan para el resto del sector.

Desde Acotex solicitan una reducción de impuestos y cargas fiscales que se dirijan tanto a las empresas como a las familias con el objetivo de que dispongan de mayor renta disponible y puedan hacer un mayor gasto.

Te puede interesar

Comentar ()