Economía

El BCE volverá a subir tipos y el mercado espera que llegue a su tope en primavera

Los expertos apuntan a que el organismo subirá el precio del dinero hasta superar el 3%

Frankfurt Am Main (Germany), 08/09/2022.- European Central Bank (ECB) President Christine Lagarde speaks during a press conference following the meeting of the Governing Council of the European Central Bank in Frankfurt am Main, Germany, 08 September 2022. (Alemania) EFE/EPA/RONALD WITTEK

El Banco Central Europeo se reúne este jueves por última vez en 2023. Un año histórico en cuanto a subida de tipos, ya que el organismo elevó el precio del dinero en julio por primera vez en once años y lo hizo más fuerte de lo esperado. La última reunión de política monetaria también va a terminar con una subida de tipos. El mercado prevé que sea de 50 puntos básicos y espera que el BCE siga con las subidas hasta primavera cuando llegue al 3%. 

El último dato de inflación de la eurozona muestra  una ligera bajada, pero aún así está en niveles récord. La tasa cerró noviembre en el 10%, lo que supone una caída de seis décimas respecto al récord histórico de octubre y es la primera vez en 17 meses que baja. A pesar de esta moderación, el BCE continúa con su camino de normalización de la política monetaria. El objetivo es conseguir que la inflación esté en el 2% a medio plazo, un porcentaje todavía lejano. 

No obstante, el organismo europeo no será tan agresivo como en las dos últimas reuniones, ya que subirá el precio del dinero en medio punto porcentual frente al 0,75% de las dos anteriores. En la actualidad, los tipos se encuentran en el 2% y se espera que acaben el año en el 2,5%. En las últimas semanas, miembros del órgano de decisión del instituto emisor han ido expresando una mayor preferencia por aminorar el ritmo de subidas, sugiriendo un alza de medio punto porcentual en vez de los 75 puntos básicos de las dos últimas decisiones de la entidad. Sin embargo, desde el BCE se ha señalado que irán viendo reunión tras reunión analizando todos los componentes para tomar la decisión adecuada. 

Pero ¿hasta dónde pueden subir los tipos? La banca española espera que los tipos de interés toquen techo en 2023. Los máximos ejecutivos de Caixabank, Santander, Sabadell y Bankinter prevén que el Banco Central Europeo seguirá subiendo el precio del dinero hasta superar el 3% en primavera. Sin embargo, no creen que la inflación baje al mismo ritmo y se reduzca al 2% el año que viene. Por eso calculan que la bajada de los tipos se hará esperar un año más.  

Cristina Gavín, responsable de Renta Fija en Ibercaja Gestión, señala que el tipo terminal debería alcanzarse en marzo de 2023 en el 3%. “Tendríamos que ver un cambio sustancial en la evolución de los precios tanto en la inflación general como en la subyacente de cara a los próximos meses para que el BCE mostrara una moderación en su senda de tipos con respecto a lo que ha transmitido hasta ahora”, apunta. Ante esto, la responsable de renta fija de Ibercaja Gestión aconseja estar atentos a la revisión del cuadro macroeconómico para saber cuál es su previsión “que puede marcar el ritmo de actuación en este próximo año”. 

Credit Suisse también considera que el BCE alcanzará una tasa terminal del 3% en el caso de la facilidad de depósito, actualmente situada en el 1,5%, en el primer semestre de 2023, con una secuencia de subidas esperadas de 50 puntos básicos en las reuniones de diciembre y de febrero a las que seguirán sendas subidas de 25 puntos básicos en las reuniones de marzo y mayo. «En nuestra opinión, una inflación subyacente persistentemente alta llevará al BCE a subir las tasas más de lo esperado e impedirá cualquier recorte de tasas hasta 2024″, advierte la entidad.

Franck Dixmier, director de inversiones global de Renta Fija de Allianz Global Investors, asegura que el BCE “no tiene más remedio que mantener una política monetaria restrictiva, indispensable para mantener las expectativas de inflación ancladas en su nivel moderado actual”. Además, advierte de que las perspectivas de una fuerte desaceleración económica o incluso de una recesión técnica en los próximos trimestres “no deberían alterar esta voluntad, ya que el riesgo es detenerse demasiado pronto”.

Tras una subida de tipos de 200 puntos básicos en 2022, incluidas dos subidas de 75 puntos básicos, considera que Christine Lagarde debería anunciar una subida menor de 50 puntos básicos. “Pero hay que distinguir entre la magnitud del número de subidas y el tipo terminal. Por lo tanto, el tono debería seguir siendo decididamente agresivo”, apunta Dixmier.

En esta reunión, el BCE también revisará sus previsiones macroeconómicas para los próximos meses. Martin Wolburg, economista senior en Generali Investments, explica que el organismo deberá ajustar a la baja sus perspectivas de crecimiento para 2023, del 0,9%, y al alza las de inflación, del 5,5%. “La situación de la política monetaria se agravará”, asegura.

Te puede interesar

Comentar ()