Economía

Descuento de 20 céntimos por litro de gasolina: por qué el Gobierno plantea eliminarlo

Una persona echa gasolina del surtidor de una gasolinera.

Una persona echa gasolina del surtidor de una gasolinera. EUROPA PRESS

La vicepresidenta económica Nadia Calviño avanzó este viernes en los micrófonos de Rac1 que el Gobierno es partidario de no continuar con el descuento universal de 20 céntimos por litro de gasolina, una de las principales medidas tomadas por el Ejecutivo para contener el alza de precios y que caduca el 31 de diciembre. Aunque no anunció ninguna medida final, sí dejó claro que Moncloa es partidaria de mantenerlo sólo en algunos sectores concretos.

Calviño explicó que el descuento de 20 céntimos por litro de gasolina «tiene un impacto fiscal muy importante y no beneficia a las clases más vulnerables», sino solo a quien «tiene coche», y además no se incentiva el ahorro en carburante. Queda claro que el Gobierno no es muy partidario de su propia medida, tomada en un momento de gran presión sobre los precios, entonces por encima de los 2 euros por litro.

Según informa este sábado el diario El País, el Gobierno plantea que este descuento universal desaparezca y se mantenga sólo para transportistas, agricultores, ganaderos o pescadores, con cambios. No sería un descuento directo en el surtidor, sino que funcionaría a través de solicitudes de devolución mensuales, algo más farragoso.

El Gobierno plantea que el coste de esa ayuda vaya a paliar la crisis de precios de los alimentos, aunque no hay por el momento una fórmula clara. Según el citado medio, el debate en el seno del Ejecutivo se divide entre quienes defienden un cheque mensual para casi 10 millones de familias y los que defienden una bajada o eliminación generalizada del IVA de productos básicos, una medida que viene reclamando desde hace tiempo el Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo.

Podemos quiere un cheque de 300 euros al mes para familias

Hoy mismo, la líder de Podemos, Ione Belarra, ha afirmado que su espacio negocia con el PSOE, dentro de la prórroga del decreto de medidas anticrisis, un cheque ayuda de alrededor de 300 euros para aliviar el coste de la cesta de la compra, que beneficiará alrededor de ocho millones de personas.

Junto a ello también dialogan sobre la propuesta para crear un impuesto extraordinario sobre los beneficios de los grandes supermercados para que «arrimen el hombro en un momento difícil para nuestra gente».

La secretaria general de Podemos remitió formalmente al PSOE con ese nuevo tributo, en línea con el desplegado a la banca y las eléctricas, que gravaría el 33% de sus márgenes gananciales y planteó una horquilla para dicho cheque entre 250 y 500 euros durante un año para hogares con ingresos no superiores a 42.000 euros al año en un único pago.

Te puede interesar

Comentar ()