Economía | Empresas

Paradores busca disparar un 20% su cliente extranjero para elevar ingresos hasta 2028

La compañía pública no prevé grandes subidas de precios para 2023 y pretende facturar un 32% más en cinco años

Acceso al parador de turismo de Ávila, uno de los establecimientos que tiene la cadena en Castilla y León.

Acceso al parador de turismo de Ávila, uno de los establecimientos que tiene la cadena en Castilla y León. EP

La empresa pública Paradores pone rumbo a su centenario en 2028 con un plan estratégico que apuesta por el cliente extranjero. La compañía que dirige el exdiputado socialista Pedro Saura quiere disparar un 32% sus ingresos en el próximo lustro hasta los 412 millones de euros.

El consejo de administración ha aprobado una nueva hoja de ruta que contempla objetivos como impulsar casi un 20% el peso de los clientes extranjeros que, actualmente está en el 31%. «Es una cifra muy equiparable a lo que representan en el turismo español», ha dicho Saura durante la feria internacional del turismo Fitur, que se celebra esta semana en Madrid.

Sus focos principales son Europa, Francia, Reino Unido, el norte de Europa, así como Estados Unidos. También están muy atentos a las oportunidades que ofrece la reactivación del mercado asiático, con especial atención a los viajeros de China. Actualmente, según las cifras ofrecidas por Saura, tienen unos 425.000 visitantes foráneos, algo inferior a antes de la pandemia. «Paradores a nivel nacional es muy conocido, pero tenemos que hacer que sea más conocido fuera», ha enfatizado.

La empresa pública también contempla aumentar su plantilla en 100 o 200 personas, con la incorporación de tres nuevos establecimientos que le permitirán llegar al centenar de hoteles. Actualmente tiene unos 4.300 empleados de media, que pueden llegar a los 5.000 en verano. 

En términos de negocio, la nueva hoja de ruta también fija el objetivo de hacer pasar el resultado bruto de explotación (ebitda) de los 36 millones de 2022 hasta los 56 millones en 2028. Antes de la pandemia estaba en 33,8 millones.

En 2022 ha encadenado su segundo ejercicio consecutivo de ganancias y ha registrado unos ingresos y un nivel de habitaciones ocupadas récord. La empresa reportó unos beneficios después de impuestos de en torno a 11 millones de euros, que mejora los 3 millones obtenidos en 2021. «El turismo va a crecer más de lo que dice el consenso», ha zanjado Saura.

En cuanto a los precios, la idea es mantenerlos más o menos estables, pese a que las grandes hoteleras hablan de subidas de hasta un 15% respecto a 2022. Eso sí, ha subrayado que «para retener talento, hay que retribuirlo». «El futuro del turismo pasa por generar valor y ser competitivos por la vía de la calidad y no la cantidad», ha destacado.

La firma pública cifra en 334 millones el volumen de inversiones durante los próximos años, de los que una parte proceden de los fondos europeos Next Generation por parte del organismo Turespaña. Unos 200 millones irán a la remodelación de edificios, 25 a la eficiencia energética y 20 a la transformación tecnológica.

Actualmente cuenta con 98 establecimientos que suman un total de 6.000 habitaciones. Según Saura, el objetivo pasa ahora por «una mejora de experiencia del cliente, con un trato más personalizado y más flexible».

Te puede interesar

Comentar ()