Economía

¿Por qué los hipotecados tardarán meses en notar la bajada del euríbor?

El índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas variables ha registrado en noviembre la mayor caída mensual en 12 años y se sitúa en 4,022%

La hipoteca fija se ha encarecido más que la variable, a pesar del euríbor Pixabay

Las hipotecas se han transformado en el último año y medio. En abril de 2022, el euríbor se puso en positivo por primera vez en once años, aunque el índice llevaba encadenando subidas desde septiembre de 2021. Pero cuando tocó el positivo, el euríbor avanzó con fuerza, de hecho se ha registrado la subida más rápida de la historia, y un año y medio después se ha situado por encima del 4%. Este mes de noviembre, ha registrado la mayor caída mensual en 12 años, pero aún se sitúa por encima de ese nivel, en el 4,022%. 

El cierre de este mes de noviembre supone la segunda caída mensual del año, después de la de agosto. Todos estos datos apuntan a que el índice está encaminado a dejar atrás ese 4%. Una de las razones de la caída se debe a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de hacer una pausa en la subida de tipos, aunque advirtió que se mantendrán altos durante "un período suficientemente largo".

Pero los hipotecados tardarán meses en notar la bajada en sus cuotas, porque el índice sigue siendo más alto que hace un año y las hipotecas se revisan cada 12 meses, aunque los expertos pronostican  que si se mantiene la actual tendencia del indicador, es probable que los clientes con revisión semestral en diciembre o en enero del año que viene ya empiecen a pagar cuotas más baratas.

“En este contexto, no esperamos bajadas a corto-medio plazo. Para que eso sucediera, deberíamos ver el euríbor en niveles inferiores al 3,3%-3,7% a comienzos de 2024 y es prácticamente imposible que eso vaya a suceder”, apunta la portavoz del comparador kelisto.es Estefanía González. Lo que sí es más probable es que se vean incrementos algo más leves que el pasado año para todos aquellos que vayan a revisar sus hipotecas, al menos si los tipos de interés se mantienen estables en los niveles actuales.

Con ello, González apunta a que el euríbor estará entre el 3,5% y el 4% en la primera mitad del año y bajará por debajo del 3,5% en la segunda mitad. Por su parte, desde Asufin, la asociación de usuarios financieros, apuntan a que podría acabar el año por debajo del 4%, concretamente en el 3,8%. Para la asociación, la horquilla deseable sería entre el 2 y el 3%. En el caso de los expertos de CaixaBank Research, estiman que el índice acabe este año en el 4,08% y apuntan a que “podría haber tocado techo”, por lo que al final de 2024 prevén que se sitúe en el 3,06%. El departamento de Análisis de Bankinter señala que el euríbor bajará al 3,90% en 2024.

Sin embargo, el director de Hipotecas del comparador y asesor hipotecario iAhorro, Simone Colombelli, prefiere ser cauto: “Esta tendencia es llamativa, pero no deberíamos venirnos arriba. Es una buena noticia, eso está claro, sobre todo para los hipotecados, pero todavía es pronto para decir que el euríbor ya no va a volver a subir. De hecho, es probable que lo haga y que lo que veamos en los próximos meses sean variaciones de este indicador, tanto al alza como a la baja, y que se mantenga un tiempo cerca del 4%”.

Los expertos de HelpMyCash también llaman a la cautela y recuerdan que es importante tener en cuenta que las cuotas de las hipotecas variables podrían seguir aumentando en las próximas semanas, aunque podría haber abaratamientos en los préstamos actualizados el próximo año.

La subida del euríbor en noviembre de 2023 solo impactará en quienes tengan una hipoteca variable que se revise en el mes de diciembre. Para una hipoteca media en España, el impacto dependerá de cuánta vida tenga el préstamo y cuánto capital le quede por pagar.

Así, en una hipoteca media de 150.000 euros que se revise con el euríbor de este mes de noviembre del 4,022% que se firmase en 2008 a euríbor +0,99% el impacto sería de 51,57 euros mensuales, lo que se traduce en 617 euros al año. Sin embargo, en este punto hay que tener en cuenta que esta hipoteca ya habrá sido revisada el año anterior. En noviembre de 2022, esta misma hipoteca vio incrementada su cuota mensual en 137 euros, es decir, 1.649 euros al año. En dos años, este hipotecado habría pagado 2.268 euros más por la subida del euríbor.

En noviembre, el euríbor ha roto con una racha de dos meses consecutivos al alza, ya que tras bajar en agosto al 4,073%, en el que fue el primer descenso en algo más de año y medio, volvió a subir en septiembre (4,149%), y en octubre (4,160%). Asimismo, la caída del indicador de este mes supone más de una décima respecto al 4,160% de octubre, la bajada más acusada desde agosto de 2012.

En noviembre, el euríbor llegó a tocar un tasa máxima diaria del 4,064% el pasado día 14. El día 17, bajó al 3,991 %, en la que fue su primera caída por debajo del 4% desde junio. En la sesión de ayer, y tras varias jornadas de nuevo por encima del 4%, volvió a bajar al 3,983%; y hoy, al 3,926%.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar