Economía | Empresas

El aceite de oliva deja atrás la tregua de precios y cierra el año con más subidas

Las ventas de aceite de oliva por parte de la industria envasadora caen un 32,66% durante los dos primeros meses de la campaña actual

Aceitunas en una rama de un olivo.

Aceitunas en una rama de un olivo. Carlos Castro / Europa Press

El aceite de oliva deja atrás las semanas de noviembre en las que registró bajadas de precios y llega al cierre del año con nuevas subidas en origen. La mejora de las previsiones para la nueva campaña parecía haber aliviado algo las tensiones en el mercado del denominado 'oro líquido', pero a medida que se acerca el fin del 2023, la curva vuelve a ser ascendente, sobre todo en la categoría reina, el virgen extra.

El último boletín semanal del precio del aceite que publica el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación refleja un crecimiento del precio medio del aceite del 1,33% en la semana 50, que va del 10 al 17 de diciembre, frente a la anterior. La variación media de las últimas cinco semanas es del 1,86%, lo que supone 13,18 céntimos más por kilo. Respecto a la misma semana de la campaña anterior, el precio medio es un 50,8% más alto, aunque sin llegar a los niveles récord de verano.

La categoría del aceite de oliva virgen extra (AOVE) es la que más sufre la subida de precios en origen. En concreto, aumenta un 3,67% (29,02 céntimos/kg) en solo una semana. En el acumulado de las últimas cinco, la diferencia es de un 5,52%. Con este panorama, los precios en los lineales de lo supermercados se mantendrán elevados en las próximas semanas y meses, pues los vaivenes en origen tardan un tiempo en trasladarse a la distribución.

El aceite es uno de los productos afectados por la rebaja del IVA que aprobó el Gobierno para determinados productos básicos, como forma de aliviar algo el bolsillo de los consumidores frente al efecto de la inflación. La intención del Ejecutivo pasa por prorrogarlo hasta junio de 2024. Aunque el efecto en el aceite, un producto esencial en las despensas de los hogares españoles, es limitado.

De hecho, las últimas cifras de comercialización de aceite por parte de la industria apuntan hacia un descenso pronunciado del consumo. Según datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), las salidas al mercado español de los aceites de oliva hasta noviembre ascienden a 231,59 millones de litros, un 19% menos que en el mismo período del año pasado, cuando se vendieron 286,17 millones. En el caso concreto del virgen extra, el acumulado es de 96,14 millones de litros, un 19,44% por debajo de los registros de 2022.

Las cifras acumuladas del 'suave' y del 'intenso' y alcanzan los 77,03 y 31,09 millones de litros, lo que supone un descenso de un 25,69% y de un 17,81% respectivamente. Por su parte, el aceite de oliva virgen, con 27,32 millones de litros, presenta un crecimiento de un 7,85% respecto a los once primeros meses del 2022.

Según los datos del sistema de medición de precios del aceite Pool Red, que recoge el propio Ministerio en su informe, en la semana actual la subida del precio medio es de l 2,76%. La información del MAPA señala un ascenso de cotizaciones en todas las categorías: virgen extra (+1,59%; 8,56 €/kg), y Oliva (+4,5%; 7,69 €/kg) respecto a la semana anterior.

La estadística de precios de la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceites de Oliva (Infaoliva) refleja que el virgen extra estaba a 7,6 €/kg el 27 de noviembre, mientras que este martes marcaba 8.5 €/kg. En virgen, 7,1 frente a los 8,1 euros actuales; y en oliva lampante ha pasado de 6,98 a 7,9 euros el kilo.

La estadística del departamento que dirige Luis Planas, además, permite comprobar que la cotización media del aceite de oliva en comparación con hace dos campañas es un 143,8% superior. Y respecto a la media de las cuatro campañas anteriores, los precios ahora mismo están un 144,2% por encima.

Primeros meses de campaña

La nueva campaña comenzó en octubre. Y la previsión es que sea algo mejor que la del año anterior, donde la producción se redujo a más de la mitad. Pero en cuestión de ventas, la cosa no pinta bien. Durante los dos primeros meses de la campaña actual se han puesto en el mercado 36,79 millones de litros de aceites de oliva, es decir, un 32,66% menos que la campaña anterior, cuya cifra fue de 54,63 millones de litros.

El aceite de oliva virgen extra alcanza los 14,06 millones de litros, lo que supone un desplome del 36,98% frente a hace un año. Del aceite de oliva virgen se han puesto en el mercado 4,34 millones de litros frente a los 4,75 de la campaña 2022/2023, lo que supone un descenso de un 8,66%.

En cuanto a los aceites de oliva 'suave' e 'intenso', estos alcanzan la cifra de 13,07 y 5,30 millones de litros respectivamente. El primero cae un 38,14% y el segundo, un 17,40% respecto a las cifras que se alcanzaron en estos dos primeros meses de la campaña anterior.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar