Economía | Trabajo

¿Cobro más en la nómina de febrero 2024 por tener 29 días?

Este año es bisiesto, febrero tiene un día más, y esto ha provocado que muchos trabajadores se pregunten si van a cobrar más por este día extra que trae el 2024.

¿Se cobra más por ser año bisiesto?

¿Se cobra más por ser año bisiesto?

El año 2024 nos brinda una peculiaridad especial, ya que es un año bisiesto, lo que significa que se añade un día adicional, sumando un total de 366 días a lo largo de estos 12 meses.

Esta adición se realiza en febrero, un mes que normalmente tiene 28 días, pero en un año bisiesto se extiende a 29 días. Algunos trabajadores se preguntan qué implica realmente que 2024 sea bisiesto y cómo afecta a las nóminas.

El año bisiesto tiene una duración de 366 días en lugar de los 365 habituales. Estos días adicionales se suman cada cuatro años para evitar la acumulación de decimales en el seguimiento del tiempo, especialmente importante para mantener la consistencia en el inicio de las estaciones del año y los solsticios.

El impacto de un año bisiesto también se hace sentir en el ámbito laboral. En febrero, al ser este un año bisiesto con 29 días, surge la posibilidad de un salario adicional para algunos trabajadores. Sin embargo, esto depende del grupo de cotización y del Convenio Colectivo que rige en la empresa.

¿Se cobra más en año bisiesto?

Los trabajadores cuya remuneración se basa en un salario diario verán un aumento en su pago, ya que se abonarán 29 días de salario en lugar de los habituales 28. Por otro lado, aquellos cuyos salarios son mensuales no experimentarán cambios en su remuneración, ya que esta sigue basándose en 30 días de trabajo.

Los convenios colectivos, que definen las categorías profesionales y sus salarios, también pueden establecer la jornada laboral en horas. Si el año bisiesto implica más horas de las pactadas, las horas adicionales deben pagarse como extras o compensarse con descanso, según lo estipulado en dichos convenios.

Año bisiesto para autónomos

En el caso de los autónomos, la llegada de un año bisiesto puede tener un impacto financiero positivo. Esto se debe a que el aumento en los días de cotización a la Seguridad Social se traduce en un incremento en la base reguladora, esencial para calcular prestaciones como jubilación, incapacidad temporal o maternidad.

Concretamente, este aumento en la base reguladora asciende al 1,67%. Por ejemplo, si un autónomo que cotiza con la base mínima en un año estándar, fijada en 960,60 euros, en un año bisiesto, verá un incremento a 976,52 euros. Este cambio se origina porque en un año bisiesto se cotiza por 52 semanas y 2 días, en lugar de las 52 semanas y 1 día habituales, con los dos días adicionales correspondientes al 29 de febrero. El impacto de este aumento en la base reguladora puede significar un incremento notorio en las prestaciones que reciben los autónomos.

Por tanto, el año bisiesto 2024 trae consigo un día adicional y plantea preguntas sobre sus implicaciones.

Desde una perspectiva histórica y astronómica, la práctica de añadir un día extra cada cuatro años tiene sus raíces en la necesidad de corregir la discrepancia en el cálculo de la duración de un año solar.

Además, este fenómeno tiene efectos en el ámbito laboral, con posibles aumentos salariales para algunos trabajadores y beneficios financieros para los autónomos debido al aumento en la base de cotización. Así, el año bisiesto se presenta como un fenómeno fascinante que combina aspectos históricos, astronómicos y prácticos en nuestra vida cotidiana.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar