Economía

Ibercaja obtiene un beneficio neto de 304 millones en 2023, un 67% más

La entidad pagó 29 millones de euros del impuesto temporal a la banca, que contabilizó en el primer trimestre

Israel Cánovas

Ibercaja alcanzó un beneficio neto de 304 millones de euros en 2023, un 67,4% más que el obtenido en el ejercicio anterior, una cifra "récord" en la historia del banco, y ha superado los objetivos de solvencia, calidad de activo y rentabilidad que se había marcado para el año pasado.

La entidad bancaria ha concluido 2023 con un retorno sobre capital tangible (ROTE) del 11,6% frente al objetivo fijado de superar el 9%; con un ratio CET1 'fully loaded' del 12,7%, dos décimas por encima del objetivo; y con un ratio NPA del 2,8%, frente al objetivo del 4%, ha informado Ibercaja.

Así, la estrategia de diversificación hacia productos de mayor valor añadido como los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro-vida ha impulsado los recursos de sus clientes en un 3,6%, hasta los 71.506 millones de euros.

Estas coordenadas de tipos de interés y el foco comercial han permitido aumentar los ingresos financieros y contener los costes de financiación minorista, resultando un margen de intereses de 661 millones de euros, un 42,9% superior al obtenido el año anterior; lo cual, a su vez, ha llevado los ingresos recurrentes hasta los 1.257 millones de euros, un 30,6% más que el año anterior.

El beneficio neto asciende a 304 millones de euros, superando en 123 millones el obtenido en 2022, lo que supone un incremento anual de 67,4%. Ibercaja ha logrado el mayor beneficio de su historia reciente.

La entidad ha acordado distribuir un payout del 60% de los resultados a sus Fundaciones accionistas con el que despliegan sus actuaciones de carácter social, cultural y de promoción del desarrollo económico y territorial de sus respectivas zonas de actuación.

Además, el banco ha logrado una cifra histórica de aportaciones netas en activos bajo gestión y seguros de vida de 4.703 millones de euros, lo que equivale al total de entradas acumuladas en los últimos cuatro años, elevando el saldo de este epígrafe a 37.754 millones de euros, lo que supone el 52,8% del total de los recursos de clientes. De este modo, la cuota de mercado en gestión de activos y seguros de vida asciende hasta el 5,6%, 48 puntos básicos por encima de la del cierre de 2022.

En particular, destaca el comportamiento sobresaliente de los fondos de inversión, con una captación neta de 3.485 millones de euros en los doce meses del año, cifra que representa el 19,0% del total de las aportaciones del sistema y que le ubica como la segunda entidad de este ranking sectorial. Este diferencial dinamismo ha permitido al banco sumar 68 puntos básicos de cuota de mercado en el año, hasta el 6,5%, constituyendo un nuevo hito histórico para los fondos de inversión.

El número de clientes con fondos de inversión ha aumentado un 17% en el año. Igualmente, cabe subrayar, además, que toda la gama de fondos de inversión de Ibercaja ha obtenido rentabilidades positivas, acumulando una rentabilidad media ponderada próxima al 7%.

La nueva producción de seguros de riesgo, por su parte, ha tenido un desempeño positivo en el periodo analizado, tanto en el caso de los de no vida como de vida riesgo. Así, la nueva producción de primas de seguros de vida riesgo y no vida han aumentado en su conjunto un 7,6% interanual, hasta los 56 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,4% en los seguros de vida riesgo y del 8,3% en los de no vida. Del mismo modo, el volumen de primas de seguros de riesgo crece un 5,1% respecto a 2023, hasta los 291 millones de euros.

En relación con la cartera de crédito, la actividad comercial ha estado enfocada a acompañar a los clientes en sus necesidades de financiación, lo que ha permitido impulsar las formalizaciones de préstamos y créditos hasta los 6.383 millones de euros, un 6,6% por encima del mismo periodo del año anterior.

Frente a la desaceleración del mercado inmobiliario, la oferta hipotecaria del banco ha impulsado un comportamiento relativo mejor que el sector en las formalizaciones de nuevas hipotecas, que disminuyen un 5,1% interanual en la entidad, frente a la caída del 18,6% del conjunto del sistema. Gracias a este mejor comportamiento, la entidad ha incrementado ligeramente su cuota de mercado en este segmento.

Las formalizaciones de préstamos y créditos a empresas no inmobiliarias avanzan un 19,6% y el volumen negociado de crédito circulante aumenta un 5,9% respecto al año anterior; un destacado dinamismo que ha incrementado el saldo de crédito a empresas un 2,1%, hasta 8.533 millones de euros, ganando 13 puntos básicos de cuota de mercado en los doce meses del año. Este avance refleja la relevante apuesta que Ibercaja ha realizado con este segmento de clientes en los últimos años.

La cartera de préstamos brutos (ex repos) asciende al finalizar diciembre a 28.611 millones de euros, un 2,1% por debajo del saldo al cierre de 2022, justificado por el elevado aumento de las amortizaciones anticipadas y las menores disposiciones de crédito que se están produciendo en este periodo como respuesta al alza de los tipos de interés.

El margen de intereses impulsa los ingresos recurrentes

El margen de intereses crece un 42,9% en el año, hasta los 661 millones de euros, impulsado por el aumento de los ingresos financieros. La rentabilidad del crédito alcanza el 3,6% en el último trimestre del año frente al 0,5% del coste de los depósitos, lo que supone un margen de clientes del 3,2%, lo que implica una mejora de 139 puntos básicos en términos interanuales. La repreciación de la cartera hipotecaria a tipo variable junto con la estrategia de
diversificación del ahorro de los clientes hacia la gestión de activos y seguros de vida ha permitido mantener niveles contenidos del coste del ahorro minorista.

Las comisiones netas ascienden a 450 millones de euros en el año, un 2,7% superiores a las del año anterior. Atendiendo a la variación en el cuarto trimestre estanco, las comisiones netas crecen un 7,4% respecto al trimestre anterior, impulsadas por el comportamiento de las comisiones no bancarias, debido al aumento del volumen de activos gestionados gracias a la fuerte captación y la recuperación de los mercados.

La destacada evolución de los ingresos recurrentes, con un incremento del 30,6% hasta los 1.257 millones de euros ha permitido compensar en el margen bruto, que crece un 25,7% hasta los 1.186 millones de euros, el impacto del gravamen temporal establecido por el Gobierno de España, que Ibercaja contabilizó en el primer trimestre del año por 29 millones de euros.

Los activos dudosos disminuyen un 2,5% en términos interanuales. La tasa de mora se mantiene en el 1,6%, una de las más baja del conjunto de entidades de crédito, con un diferencial positivo de 195 puntos básicos frente al sistema. El grado de cobertura de la exposición morosa asciende a 93,6%, 3,7 puntos porcentuales más alto respecto a 2022.

Los activos problemáticos, que incluyen dudosos y activos adjudicados, se han visto reducidos en un 9% en el año, hasta 830 millones de euros. El ratio de estos activos problemáticos mejora 12 puntos básicos en el año hasta el 2,8%, y se sitúa entre los más bajos del sector, y el grado de cobertura se sitúa en el 81,5% a 31 de diciembre, lo que supone un incremento de 5,2 puntos porcentuales en el año.

Asimismo, Ibercaja mantiene una sólida posición de liquidez, con un ratio LCR del 247,2%. La entidad muestra un sólido perfil de financiación con una estructura de depósitos altamente granular. El ratio NSFR se sitúa en el 141,3% y el ratio de crédito sobre depósitos en el 84,9%.

En términos Fully Loaded, el ratio de capital CET1 se establece en el 12,7% (+33 puntos básicos en el año) y el índice de capital total alcanza el 17,3%, superando ambos ratios los objetivos de la Entidad de 12,5% y 17,0%, respectivamente. En términos Phased In, estos ratios alcanzan el 12,9% y 17,5%. Así, la distancia MDA, que mide el exceso de capital frente a los requerimientos SREP, se sitúa en 476 puntos básicos. Hay que destacar que en la última evaluación publicada por parte del supervisor, el requerimiento P2R fue reducido en 15 puntos básicos en comparación con el requerimiento de 2023.

En mayo de 2023, Ibercaja emitió deuda senior preferente por un importe de 500 millones de euros, lo que le ha permitido cumplir con los requisitos MREL de forma anticipada a su entrada en vigor, el 1 de enero de 2024.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar