Economía | Empresas

De la vivienda al aceite: así encarece la vida la inflación en sectores básicos

Sección de yogures y lácteos en un supermercado de Madrid.

Sección de yogures y lácteos en un supermercado de Madrid. EP

La galopante inflación impulsada por la guerra de Ucrania está provocando un encarecimiento de la vida que todavía no se sabe a ciencia cierta cuándo podrá detenerse. El mundo de la alimentación es uno de los sectores donde más patente se hace el incremento de precios. Y a la subida del coste de la energía, se ha sumado el paro de los transportistas (aunque este sábado acordaran una suspensión temporal del mismo).

La conjunción de factores que marcan la coyuntura actual han hecho crecer casi un 13% el gasto de los hogares en las semanas del 6 al 20 de marzo, con respecto al mismo periodo del año pasado.

Aunque los supermercados habían tratado de hacer un ejercicio de contención en los lineales, dicen desde la consultora Kantar, se ha producido un crecimiento sin precedentes de precios tanto para los fabricantes como para los distribuidores, que han trasladado el aumento de costes al consumidor final con una subida promedio del 5% en los productos de gran consumo. Compañías como Carrefour y Mercadona son en las que más crecen.

Categorías como el aceite han aumentado su precio en un 303% desde el 6 de marzo. La pasta lo ha hecho en un 183% y los arroces y la leche, un 181% y un 145%, respectivamente, según la consultora.

En el mes de marzo, los precios subieron en España un 9,8% en el mes de marzo en relación con el mismo mes del año anterior. Una cifra que no se registraba desde el año 1985, según el índice de precios de consumo (IPC) que avanzó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aumenta el precio de la vivienda

Pero si ir al supermercado es cada vez más caro, también lo es adquirir una nueva casa. El actual cúmulo de circunstancias podría hacer que la construcción de las viviendas de obra nueva aumente su precio hasta un 8%.

«Además del aumento del precio de la vivienda de obra nueva, la situación económica actual provocará que los promotores no puedan cumplir con los plazos acordados en este tipo de inmuebles, lo que supone más del 15% de la vivienda, aproximadamente», apunta Iñaki Unsain, presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI).

En el campo de la obra pública, el Gobierno ha ampliado esta semana la posibilidad de revisar los precios de los contratos para la construcción por el encarecimiento de los materiales, a los que se encuentren en cualquier fase del proceso de contratación y a aquellos cuya licitación se produzca en el próximo año.

El Consejo de Ministros ya había dado luz verde el pasado 1 de marzo un real decreto-ley que permitirá una revisión excepcional de precios de los contratos firmados antes de 2021 para  evitar la paralización de las obras públicas en marcha, muchas de ellas financiadas mediante los fondos del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, que deben ejecutarse en unos plazos tasados.

Por su parte, en el ámbito de los alquileres, el Gobierno acaba de aprobar una limitación del 2% para las subidas de precio de aquellos contratos a los que les toque realizar la revisión anual en base al IPC hasta el 30 de junio. El Ejecutivo ha dejado en suspenso un artículo de la ley de arrendamientos urbanos para prohibir que se incrementen los precios de por encima de ese umbral.

Te puede interesar

Comentar ()