José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha sido el encargado de anunciar, en la Cumbre Empresarial de la CEOE, que su compañía destinará en total 75 millones de euros para ayudar a pymes y autónomos que han sufrido los efectos de la pandemia. Estas ayudas incluirán tanto el pago adelantado de facturas a proveedores como los aplazamientos de deuda, entre otros.

Además, a través de su Fundación, aportarán recursos (tanto humanos como materiales) para formar y educar digitalmente a estos profesionales y empresas. De esta forma podrán ser más competitivos y recuperarse de forma más rápida, sumergiéndose de lleno en la transformación digital en la que tanto las grandes empresas como las empresas extranjeras les llevan, hasta el momento, ventaja.

«Salir de la crisis es una responsabilidad de todos»

En su intervención, Álvarez-Pallete, ha instado tanto a los estados como a las empresas a ayudar con la mayor rapidez y eficacia posible para salir de esta crisis, apelando a la responsabilidad de todos, y pensando siempre en las personas, no solo en los intereses económicos que pueda haber.

En este sentido el presidente de Telefónica, ha reconocido que España tiene las mejores infraestructuras digitales para salir de la recesión pero que es necesario un “Nuevo Contrato Social” con respecto a la economía y a la sociedad y, por tanto, para actualizar el Estado de Bienestar.

Para lograr este cambio propone una hoja de ruta a seguir: hacer la adaptación de normativa y legislación a la nueva economía, adecuar la formación para que de respuesta a las exigencias del mercado laboral, el fomento de un pacto digital con las personas como eje central, enfocar los recursos económicos para los motores de reconstrucción y, por último, la digitalización de pequeñas empresas y profesionales.