La Comunidad de Madrid compensará, a partir del 6 de julio, los abonos de transporte anuales y mensuales que no se hayan utilizado durante el tiempo que se ha prolongado la alerta sanitaria.

Así lo ha anunciado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, en declaraciones a los medios, acompañado del consejero de Transportes, Ángel Garrido, durante una visita a de las oficinas de gestión de la tarjeta de transporte público que se ha reabierto en el Intercambiador de Príncipe Pío.

Los usuarios del abono de 30 días podrán realizar una carga equivalente a los días que no han hecho uso del mismo a través de una app específica o en estancos y puntos de venta habituales. En el caso de los abonos anuales, habrá una prórroga automática de 3 meses, hasta marzo de 2021.

«Es una medida que busca paliar las consecuencias de esta crisis en el uso del transporte público, también es una medida que va directamente a beneficiar al bolsillo del contribuyente, al bolsillo del usuario», ha subrayado el vicepresidente.

Para las arcas públicas esta iniciativa supone más de 22 millones de euros, «un esfuerzo muy importante», pero que entienden que hay que hacerlo para «echar un cable» a todos los usuarios. «Que todos los madrileños sepan que estamos trabajado pensando en ellos, en dar soluciones a problemas reales. Trabajamos en hacer política útil», ha subrayado