Vox Baleares ha impedido este martes la entrada de un periodista y un fotógrafo a su sede para cubrir una rueda de prensa en la que la formación tenía previsto informar sobre sus candidatos al Congreso para las elecciones del 28-A.

El presidente de Vox en las Islas, Jorge Campos, ha declarado sobre estos hechos que en su partido «no se censura a nadie» pero «Vox tiene acciones legales iniciadas contra este medio de comunicación por falsedad en noticias y, si alguien viene a estas ruedas de prensa a inventarse noticias, es mejor que no esté».

Cabe recordar que el pasado 8 de marzo Vox Baleares informó sobre una presunta agresión por parte de «feministas radicales», si bien Diario de Mallorca publicó posteriormente que había sido un bulo por parte de la formación ya que no existía ninguna denuncia ante la Guardia Civil. Este hecho fue justificado por Vox en que había sido una de las madres de las supuestas agredidas la que difundió este bulo y emprendió acciones legales contra ellas.

Posteriormente, Vox indicó que denunciaría también a Diario de Mallorca, a quien acusa de dejarlos en ridículo, según publicó Ara Balears.