España | País Vasco

Urkullu rectifica e incluye testimonios de víctimas policiales en la unidad escolar sobre ETA

logo
Urkullu rectifica e incluye testimonios de víctimas policiales en la unidad escolar sobre ETA

Rosario, viuda de Fermín Monasterio, besa el retrato de su marido entregado por el lehendakari Urkullu. EFE

Resumen:

El Gobierno vasco ha rectificado la unidad didáctica que pretende llevar a las aulas para explicar la historia de la violencia terrorista en Euskadi entre 1960 y 2018, año de disolución de ETA. Los cambios que incorporará a Herenegun! (Anteayer) incluirán, como una de las principales novedades, la inclusión de testimonios de víctimas del terrorismo pertenecientes a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y que se habían obviado en la primera propuesta. El documento, basado en material escrito y en la emisión de cinco vídeos, reformulará además su contenido para eliminar lo que el propio Ejecutivo describe como “afirmaciones que pudieran alentar el odio o la exclusión” o en su caso “sugerir teorías de legitimación del terrorismo”.

La unidad educativa está dirigida a escolares de 4º de la ESO y de 2º de Bachillerato. El material inicial había sido elaborado por tres expertos, el historiador Juan Pablo Fusi, el periodista Mariano Ferrer y la profesora Mari Carmen Garmendia. Según señaló el secretario de Derechos Humanos Convivencia y Cooperación del Ejecutivo vasco, Jonan Fernández en su presentación, se trataba de una unidad “rigurosa y plural”, pese a que suscitó profundas críticas no sólo de una veintena de asociaciones de víctimas del terrorismo sino incluso de su socio de Gobierno, el PSE, y el PP.

El principal reproche fue la “equidistancia” que el documento mostraba ante la existencia de la violencia de ETA y el intento de “blanqueamiento” que incorporaba al situar y justificar el nacimiento de la banda terrorista en un contexto de “conflicto político” justificado por la existencia del franquismo.
Junto a ello, se cuestionó que entre los cinco vídeos de veinte minutos cada uno que conforman la unidad, -elaborados con documentales emitidos por ETB-, se podían escuchar los testimonios de seis ex miembros de ETA y de seis víctimas de la banda, ninguna de ellas perteneciente a Policía o Guardia Civil, los colectivos que más sufrieron el azote del terrorismo de ETA.

El 90% de las propuestas

El rechazo generalizado hizo que el propio lehendakari Iñigo Urkullu impulsara la revisión del material, que debía ser implantado el pasado mes de abril. Se prolongó el periodo de alegaciones al mismo y su aplazamiento hasta el curso 2019-2020. Entre los cambios que ahora se han previsto figuran la inclusión de más testimonios, entre los que figuran, testimonios de víctimas relacionadas con la Guardia Civil y la Policía Nacional, entre otros. Junto a ello, también se contempla la inclusión de testimonios de diversas asociaciones de víctimas del terrorismo. Entre las modificaciones que se proponen está previsto reducir los testimonios afines al entorno de la izquierda abertzale para “redimensionarlos”, hacer mayor hincapié en la deslegitimación del terrorismo, en subrayar que la mayoría de los atentados de ETA se cometieron después del Franqusimo o en apuntar que aún hoy existen colectivos que se resiste a la condena del terrorismo.

El Ejecutivo vasco reformula el contenido para eliminar afirmaciones que sugieran “teorías de legitimación del terrorismo”

Todos estos aspectos aún se deben incorporar en el nuevo material que podría estar concluido para comienzo del próximo curso, de modo que pueda ser consensuado de modo definitivo y poder iniciar la experiencia piloto en la segunda mitad del curso.

Desde el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE) se asegura que en el encuentro que mantuvieron con Fernández percibieron una buena disposición a incorporar los cambios reclamados por las víctimas. Incluso reconocen que agradecieron que se cuente con ellas para la reformulación del material escolar. Sin embargo, se muestras aún cautelosas sobre cuál será el resultado final que se les presente tras el verano.

Por su parte, desde la AVT también se muestran satisfechos de los contactos mantenidos y de que se vayan a incorporar “el 90% de nuestras propuestas”, señala Miguel Folguera, uno de los responsables de la asociación. El próximo 7 de junio está prevista la celebración del Consejo Vasco de Participación de las Víctimas del Terrorismo, donde todo apunta a que el Ejecutivo vasco detalle los cambios que se han introducido en Herenegun!

El primer modelo de la unidad didáctica se presentó el 11 de octubre de 2018. El fuerte rechazo que su contenido suscitó obligó a ampliar el periodo inicial de alegaciones hasta el 21 de diciembre. En esos más de dos meses se recibieron 31 bloques de propuestas de mejora en su contenido. En siete casos las aportaciones cuestionaban en su práctica totalidad el material y en otras siete planteaban una profunda reforma del mismo. Las 17 restantes, consistieron en mejoras puntuales del mismo.

Las principales peticiones de reformulación estaban dirigidas hacia los cinco vídeos incluidos en Herenegun!, así como sobre uno de los cinco documentos, el relativo al marco historiográgico. Ante el volumen de modificaciones, en las que se cuestionaba en esencia el trabajo realizado, el Gobierno vasco decidió aplazar la implantación de la unidad didáctica un curso y abordar un proceso de diálogo con las entidades y asociaciones que remitieron propuestas de mejora.

Todas las ‘sensibilidades’

Esta tarde el Gobierno asegura que las propuestas de cambio que plantea han recibido una “respuesta receptiva” que es lo suficientemente “amplia y trasversal” como para pensar en la implantación, aún de modo piloto, de la unidad didáctica el próximo curso. En una primera fase se hará en cuatro colegios que ya han participado en el programa ‘Adi-Adian’, de testimonios de víctimas en el aula, y en otros cuatro colegios que no lo han hecho. El material está pensado para ser trabajado en la asignatura de Historia, pero también en las relativas a la Ética, la Filosofía o a tutorías con los estudiantes.

Se quiere reducir los testimonios de la izquierda abertzale, recordar que hay colectivos que no condenan a ETA e incorporar a asociaciones de victimas

La adaptación que ahora se anuncia también incluye reducir determinadas escenas de los vídeos que se mostrarán a los estudiantes para “redimensionarlas” por considerarlas que no corresponden a aspectos “medulares” de la violencia en Euskadi entre 1960 y 2018. También se incorporan testimonios sobre lo que ha supuesto la violencia terrorista “vinculados a todas las sensibilidades políticas con presencia en el Parlamento vasco”.

En el documento hecho público hoy se apunta a que se “matizará” el tratamiento de algunas cuestiones, que no se detallan, y se suprimirán o replantearán algunas escenas de los documentos audiovisuales. Finamente, se reforzarán los mensajes que al inicio de cada vídeo, a modo de editorial, se han incluido.