España | Navarra

Bildu condiciona el apoyo a Chivite a que negocie con ellos, "debe sacudirse la caspa de Madrid"

Los representantes de EH Bildu junto al presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde.

Los representantes de EH Bildu junto al presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. EFE

EH Bildu ha elevado hoy la presión sobre el PSN y ha asegurado que si no cambia el veto que los socialistas mantienen a hablar con la coalición de la izquierda abertzale no habrá investidura de María Chivite en Navarra. El portavoz de la coalición que lidera Arnaldo Otegi, Maiorga Ramírez, ha apuntado a la salida de la reunión con el presidente del parlamento foral, Unai Hualde, que le ha trasladado que por el momento continúan sin darse las condiciones «para una investidura». Ahora Bildu reclama al PSN que «cambie de actitud» si quiere novedades en la posición de la coalición. Le ha instado a «sacudirse la caspa» que en su opinión llega desde Madrid» y de los intereses que proceden desde fuera de Navarra «y que están influyendo de forma decisiva en la negativa del PSN a dar ese paso».

Ramírez ha recordado que la formación de Chivite no ha mantenido contacto alguno con ellos y que Bildu ni siquiera conoce el documento de bases que el PSN ha elaborado y entregado a Podemos, Geroa Bai e I-E para explorar un acuerdo de gobierno. Ha señalado que es «una obviedad» que hoy por hoy no se dan las circunstancias para dar por segura la investidura de la candidata socialista al Ejecutivo navarro. Para ello, además del apoyo de Geroa Bai, Podemos y I-E, es necesaria al menos tres abstenciones de la izquierda abertzale -que cuenta con siete escaños en la Cámara navarra-. Un posible apoyo o no obstrucción a Chivite que por el momento Bildu condiciona a que se mantenga contactos con ellos para cerrar «un acuerdo con contenido y proyecto».

Bildu ha trasladado al presidente del Parlamento foral que por ahora no se dan las circunstancias para una investidura de Chivite

Desde el primer momento el PSN ha insistido en que no mantendrá contactos con Bildu para buscar que facilite llegar a los 26 escaños necesarios para la mayoría del Parlamento. Los socialistas han confiado en que la coalición de la izquierda abertzale le otorgue la abstención imprescindible en aras a impedir un gobierno de Navarra Suma.

Ronda de contactos

Bildu ha elevado el tono en los últimos días y ha cuestionado sin ambages al PSN por su posición «al servicio de las derechas». Lo denunció en la conformación de los ayuntamientos navarros, en especial el de Pamplona en el que facilitó que NA+ se hiciera con la alcaldía. Ramírez ha recordado que entonces ya «defraudó las expectativas» y no descarta que lo vuelva a hacer ahora.

Este miércoles ha comenzado la ronda de contactos del presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, con los grupos políticos. Ha mantenido encuentros con Podemos, I-E y Eh Bildu y mañana completará la ronda con el PSN y Navarra Suma. Entre tanto, la candidata socialista confía e poder avanzar en los contactos que iniciaron la semana pasada el PSN con Geroa Bai, Podemos e I-E para un acuerdo de gobierno. Mañana las cuatro formaciones mantendrán un segundo encuentro para debatir sobre la propuesta de bases del PSN en la que se han incluido propuestas del resto de partidos para facilitar un acuerdo.

Todo apunta a que en esta primera ronda de contactos ninguno de los dos posibles aspirantes a presidir Navarra, María Chivite y Javier Esparza, presenten apoyos suficientes para hacer viable su elección. Las negociaciones se intensificarán en los días previos al inicio de las fiestas de San Fermín, periodo en el que los partidos ya han anunciado que pararán los contactos hasta el final de las fiestas de Pamplona, el 14 de julio.

Comentar ()