España

Alerta en la Policía por el "grave" desabastecimiento de chalecos antibalas

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denuncia el riesgo que corren los agentes destinados en plantillas de toda España

logo
Alerta en la Policía por el "grave" desabastecimiento de chalecos antibalas
El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denuncia el riesgo que corren los agentes destinados en plantillas de toda España

Un policía durante las pruebas de un chaleco antibalas. EP

Resumen:

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado el riesgo que corren los agentes destinados en plantillas de toda España que aún no disponen de chaleco antibalas individual, «un elemento vital para proteger su vida».

«Un policía, un chaleco» es la reclamación del sindicato, según informa en un comunicado en el que califica de «grave» ese desabastecimiento y de «desprecio» hacia la normativa que regula la prevención de riesgos laborales en el Cuerpo.

Por ello, y tras la denuncia presentada ante la Comisión de Seguridad y Salud Policial, el sindicato ha registrado un escrito en todos los comités territoriales de seguridad y salud laboral policial de España para solicitar la relación actualizada de funcionarios que carecen de este elemento de protección individual.

Según datos proporcionados por la Dirección General de la Policía al SUP, el desabastecimiento de chalecos afecta a toda España, con especial incidencia en plantillas de Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura y Madrid.

A ello se suma que un alto porcentaje de los chalecos antibalas utilizados por los agentes ya han superado el tiempo estimado de uso eficaz, lo que además imposibilita dotar a las mujeres de chalecos ergonómicamente adaptados a su fisionomía, subraya el sindicato.

Explica que el cierre por problemas administrativos del expediente de compra de 5.200 chalecos iniciado en 2018 se ha suplido con la publicación, a instancias del SUP, de uno nuevo de tan solo 3.860 unidades.

Esta reducción en la compra de chalecos se debe, según ha manifestado la Dirección General al SUP, al aumento del coste por unidad, dadas las mejoras en otros aspectos como las prestaciones de seguridad anticuchillo y antipunzón, incorporadas por la gestión del sindicato.

También apunta que a pesar de que desde 2012 se hayan comprado más de 35.000 unidades «gracias al trabajo sindical», continúa siendo una cifra «insuficiente» para dotar a todos los agentes.

En ese sentido, la solución provisional presentada por la Dirección General para paliar el desabastecimiento, que afecta a la totalidad de funcionarios en prácticas, ha sido el acopio y provisión de chalecos de uso colectivo que ya existían en las plantillas, añade el sindicato.

Para el SUP «ninguna excusa es aceptable,» por lo que ningún error administrativo puede justificar un retraso en la compra y la disminución en el número de estos elementos, ya que, según afirma, «en la protección de vidas no existe el gasto, sino la inversión».