España | País Vasco

Cs Euskadi avala proponer a Pagaza en unas listas conjuntas con el PP vasco

La eurodiputada de la formación naranja reforzaría la candidatura a negociar entre ambos partidos en Euskadi, dispuestos a entenderse.

logo
Cs Euskadi avala proponer a Pagaza en unas listas conjuntas con el PP vasco

Maite Pagazaurtundua.

Resumen:

El temor es convertirse en el ‘daño colateral’ de la negociación. En Galicia la debilidad es importante, en Cataluña la caída aún reconducible pero en Euskadi amenaza con ser vital. En Ciudadanos del País Vasco ven con inquietud la posibilidad de que la persistencia de la línea roja marcada por la dirección nacional de cerrar una coalición con el PP pero sólo si incluye Galicia, País Vasco y Cataluña pueda dejarles fuera. La resistencia del PP a forzar un cambio de posición de su líder en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que accedería únicamente a incorporar independientes pero siempre bajo las siglas del Partido Popular, puede impedir de rebote que los populares vascos y los ‘Ciudadanos vascos’ puedan sellar la alianza que ambas partes ya han expresado estar dispuestas a suscribir de cara al 5-A. En el País Vasco el plazo para la presentación de candidaturas concluye este viernes, si bien todo apunta a que la decisión definitiva se pueda adoptar en las próximas horas, antes de que mañana concluya el plazo en Galicia.

En Ciudadanos del País Vasco confían en que la negociación se culmine con éxito. Para ello aspiran a salir reforzados gracias a nombres como los de Maite Pagazaurtundua, la eurodiputada de Cs que la formación en Euskadi avala como propuesta para integrarse en una lista conjunta con el PP vasco para las autonómicas del 5 de abril. El nombre de Pagazaurtundua también figura en la oferta que ultima la dirección nacional de Ciudadanos.

En realidad, la apuesta por nombres de peso ambas partes lo necesitan. El PP de Alfonso Alonso ha reclamado la coalición electoral con Cs en reiteradas ocasiones y Ciudadanos Euskadi lo concibe como una vía para poder frenar su imparable pérdida de votos y comenzar a dar forma a un nuevo espacio constitucionalista en Euskadi. Incluso las diferencias que en otro tiempo les alejaron; la foralidad y el Concierto Económico, no parecen ahora dificultades insalvables. La situación agónica del Ciudadanos en el País Vasco, con apenas 11.300 votos en las últimas elecciones y sin ni siquiera un concejal en los consistorios vascos, requiere de oxígeno que el PP, -que tampoco atraviesa por su mejor momento-, podría aportarle. A los populares aglutinar el voto constitucionalistas procedente de distintas sensibilidades descontentas con el PNV y su alianza con el PSOE, será uno de los ejes de la próxima campaña electoral.

La formación de Alfonso Alonso ha intentado hasta en dos ocasiones –en las municipales de 2019 y las elecciones generales- un acuerdo de coalición para concurrir de manera conjunta. En ambos casos fracasó. En los comicios a las Cortes se llegó incluso a cerrar un documento, negociado por un sector de Cs en Álava, pero que Rivera finalmente desautorizó y frustró. Aquella negociación por un ‘País Vasco suma’ terminó con la salida de varios dirigentes de Ciudadanos del partido.

Ahora en Ciudadanos Euskadi reconocen que han aceptado la estrategia de negociación que lidera la dirección nacional del partido. Fuentes consultadas por ‘El Independiente’ señalan que a ellos se les informó del movimiento que se iba a plantear al PP y de las exigencias para llevar adelante la posibilidad de candidaturas conjuntas. Pese a que no ha habido encuentros entre el líder de Ciudadanos en el País Vasco, Luis Gordillo, y la líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, la dirección de Cs Euskadi está plenamente alineada con la propuesta. Gordillo, que aspira a ser el candidato a lehendakari por la formación naranja, sí ha acudido a algún encuentro en Madrid con la gestora de Ciudadanos.

Ahora, de igual modo, en Ciudadanos Euskadi están a la espera de conocer el desenlace del proceso. No se descarta incluso que si finalmente la resistencia a imponer un acuerdo sólo a tres pueda complicar el entendimiento se acceda a flexibilizar la posición y facilitar el acuerdo que PP y Cs ansían en el País Vasco.

Buena disposición del PP

Hasta ahora, en Ciudadanos creen que los últimos contactos que impulsan los dirigentes de ambas formaciones, Pablo Casado e Inés Arrimadas puedan fructificar en un acuerdo que facilite la concurrencia unitaria de los dos partidos a sus respectivas citas con las urnas. Arrimadas se ha comprometido a llamar al propio Alberto Núñez Feijóo para convencerle de la oportunidad de dar forma a una suerte de ‘España suma’ con la marca y fórmula más adecuada.

Desde el PP vasco también afirman con claridad que tienen la puerta abierta para entenderse con Ciudadanos y negociar concurrir juntos a las elecciones autonómicas de dentro de mes y medio. Por el momento entre los dos partidos en el País Vasco no ha habido negociaciones ni avances en ese camino, sólo ofrecimientos y buena disposición a dar pasos en el caso de que sendas direcciones nacionales den el visto bueno.

El PP insiste en que él no será el problema y que si finalmente la fórmula no sale adelante será por el empecinamiento de Ciudadanos en condicionar la realidad de Galicia con la del resto de comunidades, como la vasca. “Nosotros aquí ya hemos ofrecido buena disposición para unir al constitucionalismo”. Los populares vascos, que confirmaron a Alonso como candidato a lehendakari tras retrasar el anuncio varias semanas, recuerdan sin embargo que las exigencias de Ciudadanos deben adecuarse a su peso en cada caso. “En Galicia tiene en torno a un 3% del voto y en Euskadi el 1%, son lo que son y eso debe quedar claro. Nosotros somos los fuertes y los que les hemos tendido la mano”.   

Comentar ()