España

El Gobierno desoye a Torra y no endurece el confinamiento en Igualada pese a la elevada mortalidad

Entrada del Hospital de Igualada. EFE

El Gobierno desoye por ahora las reclamaciones de la Generalitat de Cataluña de endurecer el aislamiento de Igualada y otros municipios cercanos por la especial virulencia del brote de coronavirus en la zona. No habrá «fase dos» como reclamó ayer el conseller de Interior, Miquel Buch, para obligar a los casi 70.000 vecinos de las cuatro localidades de la Conca d’Òdena a quedarse en su casa. El último balance de la Generalitat arroja la cifra de 50 muertos en la zona confinada desde hace dos semanas.

El Ministerio de Sanidad acaba de ordenar la prórroga del confinamiento ya vigente en estos pueblos (Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena), prevista orginalmente hasta esta medianoche. Dos horas antes de que se agotara el plazo, el Gobierno ha prorogado el confinamiento perimetral durante otros quince días, tal como pidió el ejecutivo catalán ayer. Pero no lo amplia. Las medidas prorrogadas en el BOE impiden a los ciudadanos salir de los municipios, pero no impone el confinamiento domiciliario total a los vecinos como reclamaba el Govern catalán.

En la resolución acordada ayer por los departamentos de Salud e Interior de la Generalitat y remitida tanto al Gobierno como al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, la Generalitat proponía la «prohibición de movilidad exterior, ya sea a pie, en vehiculo privado o transporte público» para todos los vecinos de la zona confinada. Las únicas excepciones fijadas por el Govern eran, además del personal sanitario, los supuestos de suministro, distribución y producción de alimentos y de productos de higiene y primera necesidad y los comercios y mercados correspondientes.

Servicios esenciales

La Generalitat añadía los desplazamientos a centros de trabajo en casos de servicios de seguridad, emergencias, protección civil, limpieza, servicios forenses y funerarios, previsión meteorológica, gestores de transportes e infraestructuras, radio y televisión de servicio publico, electricidad, agua potable, aguas residuales, residuos urbanos e industriales, carburantes o telecomunicaciones. Al resto de vecinos solo se les permitiría salir de casa para comprar alimentos o productos farmacéuticos de primera necesidad.

Se trata del mismo tipo de confinamiento total que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, reclama desde hace una semana para el conjunto de Cataluña, sin que el Gobierno lo haya aceptado. De hecho, el responsable de emergencias epidemiológicas, Fernando Simón, ha descartado esta semana la oportunidad de estas medidas, que suponen el cierre total de la actividad económica excepto los servicios básicos.

Mortalidad superior a Lombardía

El índice de mortalidad del coronavirus en Igualada y su entorno ha superado ya el de Lombardía, duplica el de Madrid y multiplica por diez el de Cataluña. Estas cifras han llevado a la Generalitat a solicitar que el confinamiento de esta comarca se eleve a la fase dos. Según el último balance hecho público por el Govern el miércoles, en el territorio confinado se han confirmado 395 positivos de coronavirus -63 más que el día anterior-. De ellos, 140 son profesionales sanitarios del Hospital de Igualada, centro del brote.

La Conca d’Ódena ha alcanzado ya los 50 fallecidos, siete en las últimas 24 horas, desde el inicio del brote detectado el pasado 10 de marzo. Los 70.000 habitantes de los cuatro municipios que integran esta comarca -Igualada, Òdena, Santa Margarida de Montbui y Vilanova del Camí- llevan ya confinados 14 días, lo que no ha conseguido rebajar la mortalidad del virus, aunque sí ha frenado la velocidad en el crecimiento de los contagios.

Para el conjunto de Cataluña el último balance de la Generalitat, de este jueves, arroja un crecimiento de los contagios de 1.348, algo inferior que en días anteriores, lo que eleva el total de contagiados a 12.940 en esta comunidad. Hasta ahora han muerto por coronavirus un total de 880 personas, mientras que otras 1.187 se encuentran graves. Del total de contagiados en Cataluña 2.248 son profesionales sanitarios.

Comentar ()