España

Los otros miembros de Podemos a los que el juez pide investigar por el "ardid" del 'caso Dina'

El instructor del 'caso Villarejo' considera que los abogados Gloria Elizo, Marta Flor Núñez y Raúl Carballedo obedecieron a Iglesias en su estrategia para beneficiarse de la investigación judicial

Pablo Iglesias, llegando a la Audiencia Nacional el 27 de marzo de 2019 para declarar ante el juez del 'caso Dina'.

Pablo Iglesias, llegando a la Audiencia Nacional el 27 de marzo de 2019 para declarar en el 'caso Dina'. EP

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, no sólo solicitó este miércoles al Tribunal Supremo que investigue al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por haber utilizado presuntamente de forma fraudulenta el caso Dina para lograr una ventaja electoral, sino también al equipo jurídico de Podemos que, según el instructor, le obedeció y desplegó su estrategia legal para conseguirlo.

El juez pidió al alto tribunal que cite a declarar a Gloria Elizo, la abogada y vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados, por lo tanto también aforada; a Marta Flor Núñez, la letrada que representó tanto al líder de Podemos como a Dina Bousselham en la causa y al coordinador jurídico y miembro de la Secretaría de Organización de Podemos, Raúl Carballedo.

El instructor considera, además, que Dina Bousselham y su marido Ricardo Sa Ferreira, también vinculados laboralmente a Podemos, incurrieron en falso testimonio para favorecer la estrategia del partido en la que Iglesias, personalmente, se presenta como víctima de las cloacas policiales.

«Simular falsariamente una conexión»

En julio de 2016, cuando se publicaron los mensajes del móvil de Bousselham en Okdiario, el aforado Pablo Iglesias -dice el juez- «tenía acceso a la tarjeta que guardaba en su poder por lo que sabía que se estaban publicando imágenes enviadas a terceros mandadas por la asesora».

Pese a ello, afirma, «con la única finalidad de desprestigiar al medio Okdiario«, puesto de común acuerdo con Gloria Elizo y con la participación de los letrados Raúl Carballedo y Marta Flor Nuñez, “a sabiendas del origen de las imágenes publicadas en Okdiario, el aforado Pablo Iglesias insta a los servicios jurídicos del partido a ampliar la denuncia inicial formulada por Bousselham, tratando de simular falsariamente una conexión entre las imágenes publicadas en el digital y la desaparición del teléfono el 1 de noviembre de 2015″.

El juez expone en la resolución de más de 60 páginas entregada a la Sala Segunda del Supremo que «pese al conocimiento de su falsedad y puestos de común acuerdo, el aforado, secretario general de Podemos; la responsable de los servicios jurídicos del partido, la Sra Elizo y la letrada del partido, Marta Flor Nuñez, como ejecutora material, simulan que la publicación de las imágenes en el semanario Okdiario durante los días 21 y siguientes del mes de julio fue el resultado de un encargo realizado al Sr. Villarejo para perjudicar a Pablo Iglesias Turrión».

Así, García-Castellón concluye que la personación de Iglesias en la pieza separada del caso Villarejo y su denuncia tenían una finalidad «estrictamente de oportunidad política».

Bousselham y Ferreira siguieron sus pasos

Respecto a Bousselham y Ferreira, el juez se refiere a la declaración como testigo-perjudicada el 26 de marzo de 2019 de la primera quien, «con conocimiento de su falsedad, faltó a la verdad en sus manifestaciones, al igual que hizo su marido tres días más tarde».

“Ambos hechos se entienden conexos a la actuación desplegada por los servicios jurídicos del partido Podemos para construir ante el órgano judicial un relato coherente con las instrucciones dadas por el aforado, secretario general del Partido”, concluye el magistrado.

Comentar ()