España

Barakaldo denuncia a Montero y Robles que la Guardia Civil aún llama "alcalde" a su "alcaldesa"

Su alcaldesa, Amaya del Campo (PNV), solicitó en 2015 a la Guardia Civil que actualizará la documentación oficial. Ante la persistencia, la primera edil ha solicitado a las ministras y la directora de la Benemérita que la impulsen.

Lleva seis años recibiendo la misma documentación, la que como alcaldesa debe rubricar para que sea oficial. Su firma debe figurar en el apartado «alcalde», pese a ser mujer, la primera alcaldesa de la cuarta ciudad de Euskadi: Barakaldo. Amaya del Campo (PNV) lo denunció poco después de acceder al cargo allá por 2015. Un lustro después, su firma continúa siendo requerida en el apartado ‘alcalde’ en algunos documentos, como los relativos a la concesión de permisos de armas.

Del Campo ha decidido elevar su malestar al Gobierno con sendas cartas remitidas a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y a la titular de Defensa, Margarita Robles. En su lista de llamamientos para que el lenguaje igualitario se respete ha incluido también a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, no en vano el origen de su malestar está en la documentación que para la concesión de los permisos de armas para vecinos del municipio le remite periódicamente la Benemérita.

Cuando hace cinco años llamó a la Dirección General de la Guardia Civil para solicitar que la documentación que se le remitiera a partir de entonces se refiriera a ella como alcaldesa y no como alcalde, la respuesta que recibió fue que no era posible, que el stock de documentos que entonces existía debía agotarse y que sólo después podría ser modificado. En 2020, nada ha cambiado.

1.751 alcaldesas, el 21%

«Cuando llegue a la alcaldía me extrañó que aún, pese a que ya éramos muchas las mujeres en alcaldías, los documentos oficiales se dirigieran empleando el masculino de forma exclusiva», asegura. Dos años después, en septiembre de 2017, reiteró su queja y en aquella ocasión la respuesta del Coronel Jefe de la Comandancia de Vizcaya fue que su «propuesta fue trasladada a la Intervención de Armas y Explosivos de a Guardia Civil». Tampoco entonces, pese a haber ampliado su queja al delegado del Gobierno, los documentos oficiales reflejaron su condición de alcaldesa.

Actualmente en España existen 1.751 alcaldías ocupadas por mujeres, el 21,7% del total. El resto, 6.291 alcaldías, el 78%, las ocupan varones.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaya Fernández.

A esa realidad de la cada vez mayor presencia de mujeres al frente de gobiernos municipales, Del Campo suma la del cambio que desde hace más de 30 años crece en la Guardia Civil con la entrada de la mujer en sus filas. Más aún, la institución la dirige hoy una mujer. Pese a ello, lamenta que aún existan dificultades para actualizar su documentación, «parece que no son capaces de reconocer la llegada de las mujeres a altos cargos de las administraciones».

Además de a las ministras Montero y Robles, la directora de la Guardia Civil, y del Instituto de la Mujer, la alcaldesa de Barakaldo ha pedido la colaboración de la directora del Instituto Vasco de la Mujer para que su petición pueda ser una realidad: «Lamentablemente, las mujeres seguimos sufriendo múltiples discriminaciones y seguramente ésta no será la maś grave que tengamos que padecer, pero considero que las instituciones públicas debemos dar ejemplo y me parece inaceptable que algo tan sencillo siga aún sin resolver».

Comentar ()