España

País Vasco aprueba medidas drásticas: reuniones de seis personas, aforos al 50% y cierre de 'txokos'

El Ejecutivo eleva su nivel de alerta al grado 4 de 5 y llama a la sociedad a reducir su movilildad y contactos

El lehendakari, Iñigo Urkullu. EFE

El Gobierno vasco ha endurecido las medidas para frenar la propagación de coronavirus que hoy ha vuelto a registrar una cifra récord de 841 nuevos positivos, con un ratio del contagio del 7,5%. El Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha elevado al nivel 4 -de cinco posibles- la situación de gravedad de la pandemia, según los niveles de incidencia previstos en su Plan Bizi Berri II. En este nivel la transimisión del virus se considera que el nivel de contagio alcanzado es «alto» y sostenido.

Las nuevas medidas establecen una reducción de aforos al 50% en todas las actividades de hostelería, culturales, religiosas y de otro tipo. Además, plantea que las agrupaciones de personas se reduzcan de 10 a 6 tanto en el ámbito público como en el privado. La consejería de Salud no ha aclarado si esta restricción es una recomendación o una obligación y se ha limitado a remitir a la orden que se publicará una vez obtenido el aval de la Justicia para su aplicación. Además, el Ejecutivo ha asegurdao que estudia posibles limitaciones a la movilidad en los municipios con peor situación.

La incidencia en el conjunto del País Vasco es de 323 casos por cada 100.000 personas, por encima de los 300 que establece el nivel 4 de medidas. El último grado del plan, el quinto y último, se activaría a partir de los 500 casos. La situación es especialmente inquietante en Guipúzcoa, donde el indicador alcanza hoy los 426 casos. En este territorio histórico hay localidades que han rebasado ese ratio por 100.000 habitantes, en algunos casos de manera holgada. Es el caso de Azkoitia (1.042 casos), Azpeitia (1002), Beasain (966) u Ordizia (892). También en Bizkaia existen localidades en una situación más grave, como son Durango (557) o Lekeitio (510).

Rápida expansión del virus

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui ha señalado que la expansión de la pandemia está siendo «rápida» en Euskadi, lo que ha obligado a endurecer las restricciones a la actividad. La entrada en vigor de las medidas sin embargo no serán efectivas hasta que la Orden gubernamental no cuente con el visto bueno del Tribunal Superior del País Vasco.

En la batería de restricciones también se limita el aforo a un máximo de 400 personas en espacios cerrados y de 600 en eventos que se celebren al aire libre. Junto a ello, toda la hostelería deberá cerrar antes de las 24.00 horas. El Gobierno prohíbe además la actividad en sociedades gastronómicas y en txokos o lonjas. La competición en el deporte no federado queda suspendida.

Sagardui ha hecho un llamamiento a la sociedad vasca para que limite dentro de lo posible la actividad y la movilidad, así como la concentración de personas y cumpla las medidas.

Test de antígenos

La sanidad vasca comenzará a emplear los test de antígenos, que permiten resultados en un menor plazo de tiempo y que se sumarán a las miles de pruebas PCR que se llevan a cabo en Euskadi. Además, se acuerda reducir de 14 a 10 días los periodos de cuarentena siempre que se sumen tres días sin síntomas compatibles con Covid.

Por el momento la sanidad vasca asegura que no tiene una situación de tensionamiento en su ámbito asistencial, con 271 ingresados hospitalarios. La consejera ha recordado que la capacidad de camas UCI que tiene el País Vasco es de 620 unidades, por lo que por el momento la situación está lejos de generar dificultades significativas.

Comentar ()