España | País Vasco

Euskadi elevará al nivel 4 su grado de alerta al dispararse los contagios

La decisión que Urkullu adoptará mañana prevé reforzar las restricciones de aforos, movilidad y reunión y sitúa al País Vasco a las puertas del máximo nivel de emergencia previsto, el 5, de su 'Plan Bizi Berri'.

El lehendakari Iñigo Urkullu durante una comparecencia pública.

El lehendakari Iñigo Urkullu durante una comparecencia pública.

El lehendakari Iñigo Urkullu se reunirá mañana con su comité asesor en el seno del Plan de Protección Civil de Euskadi para elevar un nivel el grado de alerta por el incremento de casos registrado en los últimos días y en particular en las últimas 24 horas, cuando se han constatado 828 nuevos contagios, la segunda peor cifra de la pandemia, y un porcentaje de contagio del 7,4%. De este modo, de acuerdo al ‘Plan Bizi Berri’ por el que se rige el Ejecutivo en la gestión de la pandemia, a partir del lunes o el martes se pasaría del nivel 3 actual de «trasmisión tensionada» a un grado superior, el nivel 4, de «trasmisión alta» y «tendencia estable». El cuarto y último nivel es el 5, que se activaría si la incidencia acumulada alcanza los 500 casos por cada 100.000 habitantes. En este caso se aplicaría las restricciones de mayor nivel.

El nuevo nivel en el que el Gobierno vasco quiere situar la lucha contra el Covid está previsto activarlo cuando la tasa acumulada de casos oscila entre los 300 y 500 casos por cada 100.000 habitantes. Los datos aportados hoy por los servicios sanitarios han situado la incidencia acumulada en el conjunto de Euskadi en 305 casos, si bien en zonas como Guipúzcoa ha rebasado los 386. El nuevo sistema de gestión de la situación por municipios y que clasifica la situación por colores registra una especial incidencia del coronavirus en municipios como Durango, con 533 casos por cada 100.000, en Lekeitio con 510 o en municipios guipuzcoanos como Azpeitia (975)Beasain (680), Astigarraga (633) u Ordizia (712), todos ellos pintados de rojo.

El paso a esta fase del Plan Bizi Berri que ahora quiere activar el Ejecutivo contempla que la ocupación de camas UCI estará en un grado de ocupación por el impacto del coronavirus de entre el 35% y 50%. Los últimos datos del Ministerio de Sanidad situaban la situación de la sanidad vasca lejos de esos porcentaje, si bien se trata de datos no actualizados. Actualmente en los hospitales de Osakidetza el número de pacientes Covid ingresados es de 264. Respecto al otro criterio a tener en cuenta, el número reproductivo básico, el RO, en Euskadi es hoy del 1,24 y se encuentra «al alza» en los últimos días. El pasado día 8 apenas alcanzaba el 1.

Limitar la actividad

El nuevo repunte en todos los indicadores se registra después de que se hubiera logrado controlar la pandemia de modo importante y doblegar la curva de incidencia, que alcanzó el pico a finales de agosto.

El plan prevé medidas de protección reforzadas, restricción de actividades y eventuales limitaciones a la movilidad. Será en la reunión prevista para mañana cuando el LABI precise hasta qué punto se limitará aforos y movilidad en las distintas actividades económicas y sociales y si se hará en el conjunto de Euskadi o por áreas sanitarias. A la conclusión de la misma está prevista la comparecencia del lehendakari Urkullu.

Entre las medidas que se barajan se incluye desde la limitación de la actividad presencial en el sistema educativo, así como la reducción del aforo del 60% previsto hasta ahora para el comercio y la hostelería o la restricción de horarios o la reducción del máximo de 10 personas que aún está permitido en Euskadi para las reuniones. En cualquier caso, el Ejecutivo confía en que el nuevo plan de restricción que se pueda acordar cuente con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Un reciente informe encargado por el Gobierno concluyó que cualquier decisión que suponga la alteración de la vida económica y social deberá tener la autorización expresa de la Justicia para poderse aplicar.

La inquietud por la situación en Euskadi se ha ido elevando a medida que el número de casos se incrementaba. También la situación de la vecina Navarra ha sido motivo de preocupación, una comunidad con una incidencia acumulada por encima de los 800 casos por cada 100.000 habitantes, la más alta de todo el país. Hoy la consejera de Sanidad, Santos Indurain ha llamado a la sociedad navarra a limitar su actividad social y a disminuir la movilidad.

Comentar ()