Podemos reconoció este jueves que el despido del abogado José Manuel Calvente, quien ejercía como coordinador legal del partido, fue improcedente y que la acusación de acoso sexual contra su compañera, Marta Flor Núñez, que la formación morada expuso como razón para echarle, fue falsa.

Calvente fue expulsado de Podemos en diciembre del año pasado después de denunciar una supuesta financiación irregular que ya investiga un juzgado de Madrid y que el caso Dina de la Audiencia Nacional fue un «montaje» de la cúpula del partido, motivo por el que el juez Manuel García-Castellón pide al Tribunal Supremo investigar al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por denuncia falsa y otros dos presuntos delitos.

Este jueves, el partido y su excoordinador legal llegaron a un acuerdo en el Juzgado de lo Social número 10 de Barcelona, en el acto de conciliación previo al juicio. Podemos admitió que el despido fue improcedente, que las razones expuestas contra Calvente fueron falsas y le pagará la indemnización correspondiente, según adelantó El Mundo.

Calvente ha remitido un escrito de valoración del acuerdo a este diario en el que afirma que «Podemos ha reconocido que mi despido fue improcedente, lo que implica reconocer sin lugar a dudas que no existían las causas que alegaron para cesarme, es decir, que el acoso sexual contra mi excompañera de trabajo jamás existió».

Ahora, el abogado reclamará al partido por la vía civil y penal una indemnización por vulneración del derecho al honor por haber dicho que acosó a su compañera, según el citado escrito.