España | País Vasco

Euskadi paga 4,5 millones a los partidos: 1,7 millones al PNV, 1,1 a Bildu... y 38.000 euros a Vox

La pérdida de representación de PP y Podemos tras el 12-J reduce la financiación a la que tiene derecho para su funcionamiento ordinario mientras aumenta la de las formaciones nacionalistas.

El lehendakari Iñigo Urkullu tras una comparecencia pública.

El lehendakari Iñigo Urkullu tras una comparecencia pública.

Los partidos políticos los financian su militantes, sus votantes y quienes no lo son. Las formaciones reciben recursos públicos para su funcionamiento ordinario de acuerdo a la representación institucional de la que gozan. Unas partidas que se actualizan tras cada convocatoria electoral y que representan en muchos casos el salvavidas financiero o el hundimiento definitivo para sus arcas. El Gobierno vasco ha dado a conocer hoy el coste que supone tal financiación y que alcanzará sólo este año los 4,53 millones de euros.

Tras la celebración el pasado 12 de julio de las elecciones autonómicas, la Cámara de Vitoria se renovó no sólo con un nuevo reparto de escaños sino también con la irrupción de dos nuevas formaciones, Ciudadanos y Vox. De acuerdo a la representación obtenida, el PNV es el partido que percibirá una mayor cantidad en el conjunto de 2020 para financiarse, 1,79 millones de euros. En el caso del líder de la oposición, EH Bildu, los recursos públicos que obtendrá serán de 1,15 millones de euros.

En tercer lugar, aunque a mucha distancia, se sitúa el socio de gobierno de los nacionalistas, el PSE. Los socialistas que lidera Idoia Mendia, la hoy vicelehendakari del Ejecutivo, habrá recibido al finalizar este año 589.183 euros para su funcionamiento ordinario. Quien ha visto más mermada su partida es Elkarrekin Podemos, al haber perdido cinco de los nueve diputados que ocupaba. A lo largo del año los recursos recibidos serán de 521.711 euros.

Pérdida de escaños

Las dos nuevas formaciones con representación en la Cámara, Ciudadanos y Vox, solo perciben financiación a partir de su entrada en el Parlamento el 12-J. En el caso de la formación de Inés Arrimadas su financiación dependerá de los acuerdos alcanzados con su socio de bancada, al haber concurrido en coalición. Así, en el último pago realizado por el Gobierno vasco, el relativo al periodo 12 de julio-31 de diciembre, la coalición PP+Cs obtendrá 155.673 euros. El PP ya recibió otros 266.000 euros más en los dos pagos realizados correspondientes a los periodos entre enero y abril y de abril a julio respectivamente. Los populares también han visto caer de modo importante los ingresos al haber perdido cuatro de sus nueve diputados tras las últimas elecciones autonómicas.

En el caso de Vox, contar con una sola representante apenas le hace merecedor de 38.108 euros para sufragar su actividad hasta el final de año.

El nuevo Parlamento Vasco aflorado del 12-J otorgó mayor representación al PNV, al pasar de 28 a 31 escaños. De igual modo, su socio de Gobierno, el PSE, vio mejorada su representación al pasar de 9 a 10 asientos. Una posición que permite a la coalición gozar de mayoría absoluta.

En la oposición EH Bildu también ha mejorado de forma importantante su presencia, con 22 asientos en la Cámara frente a los 18 de los que gozaba antes de las elecciones. El resto del Parlamento lo completan seis parlamentarios de Elkarrekin Podemos (cinco menos que en 2016), cinco de PP+Cs (cuatro menos) y un escaño de Vox.

Comentar ()