España

El cura de Interior, citado como testigo la próxima semana en Kitchen

El exsecretario de Estado Francisco Martínez pide al juez, sin éxito, que suspenda la declaración del sacerdote Silverio Nieto, a quien envió un aviso para el ministro de Interior Jorge Fernández Díaz sobre los SMS presuntamente intercambiados con él

Silverio Nieto, flanqueado por Gabriel Fuentes (izquierda) y Enrigue García Castaño en una comida.

Silverio Nieto, entre Gabriel Fuentes (izqda.) y García Castaño en una comida. EL INDEPENDIENTE

El juez que investiga cómo se desarrolló el operativo Kitchen y si el Ministerio del Interior lo encargó ha acordado este viernes mantener la declaración como testigo, el próximo lunes, del sacerdote Silverio Nieto.

El exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez ha presentado un escrito este mismo viernes ante el juez Manuel García-Castellón en el que solicitaba suspender la declaración del cura, pero el instructor lo ha rechazado, según una providencia a la que ha tenido acceso El Independiente, aludiendo a que se trata de una causa con preso (José Manuel Villarejo).

Silverio Nieto, de máxima confianza del exministro Jorge Fernández Díaz, es la persona a quien el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez envió -un día antes de su citación para declarar como investigado en la Audiencia Nacional- un mensaje que sonó como un aviso a navegantes. A través de este sacerdote hizo saber a su jefe que tenía unos mensajes de texto intercambiados presuntamente con él sobre la operación Kitchen y que los había protocolizado ante notario. Unos mensajes que, para los investigadores, demuestran que ambos tenían conocimiento de los seguimientos ilegales al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, de ahí que el juez mantenga a ambos investigados. Sin embargo, el exministro sostiene que nunca supo de la Kitchen ni nadie le habló de ella y su número dos que se trató de una operación legal pero que desarolló la Policía para dar con el dinero oculto de Bárcenas en el extranjero. Una operación de la que él tampoco tuvo conocimiento, según declaró, hasta que lo leyó en la prensa mucho tiempo después del espionaje a Bárcenas y su familia.

El mensaje que Martínez envió al sacerdote Nieto fue el siguiente: «Según me dice mi abogado, además de cuestiones formales, la defensa mañana exige entregar en el juzgado las actas notariales en las que constan los mensajes recibidos a lo largo de 2013 y 2014 con instrucciones muy claras y explícitas sobre los supuestos ‘operativos policiales’ de los que trata todo esto (cuya legalidad siempre me pareció clarísima) y que necesariamente conllevarán la citación de Jorge [Fernández Díaz] y probablemente de Rajoy. Desde luego nada más lejos de mi deseo».

Dicho texto, que el sacerdote envió al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño, también investigado, se habría reenviado a Jorge Fernández, según afirmó García Castaño a Nieto. Ahora, el juez quiere escuchar la versión del hombre que fue el apoyo de la cúpula del Ministerio de Interior con Jorge Fernández Díaz al frente.

Fernández Díaz pide que declare su perito

Por su parte, el exministro de Interior ha solicitado al juez la declaración como testigo de un perito que realizó un informe sobre los mensajes supuestamente intercambiados entre él y Francisco Martínez y que éste registró ante un notario, según un escrito al que ha tenido acceso este diario. Fernández Díaz niega rotundamente haberlos enviado.

En el mencionado informe, que la defensa del exministro presentó en el Juzgado el pasado 13 de noviembre, se concluyó que los mensajes del móvil de Martínez pudieron ser manipulados. También que precisamente un día antes de que el juez requiriera al notario las actas donde se reflejaron los mensajes hubo comunicaciones entre el exsecretario de Estado y el notario que eligió en Mahón (Menorca) en las que se habló de «borrar mensajes».

Te puede interesar

Comentar ()