Cataluña | España

Ciudadanos acusa a Borràs de presionar al CTTI para autorizar los contratos a dedo

La portavoz de JxCAT en el Congreso, Laura Borràs. EFE

Laura Borràs forzó la aprobación del Centro de Telecomunicaciones Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI) a los contratos adjudicados presuntamente a dedo a Isaías Herrero, por los que está siendo procesada por el Tribunal Supremo. Así lo ha denunciado hoy el grupo de Cs en el Parlament, en base a una cadena de mails cruzados que trasladará a la Fiscalía para sumarlos a la causa.

«Estimada Laura, si la intervención necesita que yo esté de acuerdo a que se paguen los costes incurridos, estoy de acuerdo. A pesar de que no se haya hecho siguiendo el camino habitual, el trabajo realizado se debería poder pagar». Así respondía finalmente el director del Área TIC del Departamento de Cultura a los requerimientos de Laura Borràs para que autorizara el pago de las facturas pendientes a Isaías Herrero.

Cambio de interventor

Un pago que el interventor del Departamento había bloqueado porque no se había seguido el procedimiento reglado en la Generalitat. Es decir, que fuera el CTTI el que subcontratara los servicios de telecomunicaciones. En este caso, el diseño, construcción y mantenimiento de una web conmemorativa del «Any Bertrana» dedicado al escritor catalán.

«Gracias a la labor de fiscalización y control de Cs sobre el Govern» el partido naranja ha descubierto una «información relevante en la causa» que se sigue contra Borràs por malversación de caudales públicos y falsedad documental, ha asegurado Carlos Carrizosa, líder de Cs en el Parlament. Según denuncia Ciudadanos, Borràs se había saltado sistemáticamente la contratación a través del CTTI para beneficiar a su amigo en años anteriores, pero en 2017 el cambio de interventor en el Departamento de Cultura dio al traste con esa práctica.

«Los dedazos ocurrieron y ella era plenamente consciente de lo que estaba haciendo» ha asegurado Carrizosa este martes al denunciar los hechos. Para probarlo, ha presentado una serie de correos electrónicos entre Borràs y el director del CTTI para eludir la obligación de contratar esos servicios a través del Centro. Por contra, la ahora candidata de JxCat decidió adjudicar directamente esos contratos a su colaborador.

El CTTI tiene un presupuesto para este ultimo ejercicio de 530 millones de euros. «Esa enorme cantidad de dinero es para contratar los servicios informáticos de todos los departamentos de la Generalitat» ha recordado Carrizosa.

«Mientras hubo un interventor determinado, durante los años 2014, 2015 y 2016, Borràs estuvo contratando con su amigo». Cuando cambian el interventor, éste advierte que no puede validar los pagos porque debería haberse contratado a través del CTTI. «Entonces Borràs se pone en contacto con el CTTI» para pedir que se validen esos contratos y poder pagar lo adeudado.

Los correos demuestran además, según Cs, que «el sobrecoste enorme que estaba satisfaciendo Borràs a su amigo». Así, por servicios asimilables el CTTI pagaba facturas entorno a los 2.000 euros, mientras que Herrero cobró más de 20.000 por la web para la Institución de las Letras Catalanas. «Este sobrecoste en el precio de los servicios que abonaba Borràs está acreditado» según los datos obtenidos del Departamento de cultura y el propio CTTI a través de preguntas parlamentarias.

Comentar ()