España

Cuando PSOE y Podemos criticaban el "ministerio de la verdad" de Rajoy en 2018

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

EFE

La lucha contra las fake news ha sido una constante en los últimos gobiernos. Lo que sí ha cambiado ha sido el signo político de simpatizantes y detractores en función de quién ocupaba la Moncloa y quién se sentaba en la oposición. La hemeroteca es implacable en este tipo de cuestiones, y el intento de legislar con el argumento de luchar contra la desinformación no es nuevo y exclusivo al actual ejecutivo que conforman PSOE y Unidas Podemos.

Hace algo más de dos años, cuando Mariano Rajoy aún era presidente del Gobierno, el PP intentó impulsar una proposición no de ley cuyo fin último pasaba por «garantizar la veracidad de las informaciones» que se mueven por las redes sociales, para evitar «injerencias que pongan en peligro la estabilidad institucional de España» y, en suma, luchar contra las noticias falsas que suponen una «amenaza» para la seguridad ciudadana. Unos meses antes, el entonces portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, defendía públicamente la necesidad de «reforzar la comunicación estratégica para hacer frente a las campañas de desinformación» y, en última instancia, «identificar y detectar falsedades de manera rápida».

Entonces, la propuesta fue rechazada en el Congreso tanto PSOE como por Podemos -el PP contó con el único apoyo de Ciudadanos-, pero las críticas no se quedaron ahí. Los socialistas llegaron a calificar la proposición no de ley de los populares de intento de «censura», y los morados fueron mucho más allá. De hecho, fue Podemos el partido que acuñó el término «ministerio de la verdad» que hoy en día emplea el PP para atacar un proyecto similar al que presentó Mariano Rajoy en su día.

Los de Pablo Iglesias llegaron a exponer su postura especialmente en redes sociales, desde las que difundían mensajes para censurar que la iniciativa del PP significaba decir «adiós a la libertad de expresión» y a la «democracia». Incluso difundieron vídeos en 2018 para denunciar a aquellos que querían «meter mano a la libertad de información», justo la misma estrategia que ha desplegado Génova en la actualidad.

Hoy el escenario es similar, pero con diferentes actores. El PP ha desplegado una campaña para denunciar el intento de Sánchez de «perseguir lo que su gabinete considere desinformación» a través de vídeos en que aparece una simulación de noticias censuradas y dirigentes del partido con la boca tapada. Algunos portavoces populares, como el propio Pablo Casado, han utilizado incluso la referencia a Orwell en sus críticas al Gobierno por el «ministerio de la verdad», igual que hizo Podemos en 2018.

El PP ha presentado un recurso ante la Audiencia Nacional para que «desmonte» el denominado «ministerio de la verdad» y ejercer una oposición férrea en la «defensa de la libertad de información».

Comentar ()