El vicepresidente primero del Parlament y dirigente de JxCat, Josep Costa, ha vuelto a situarse en el centro de la polémica al criticar en redes sociales la inutilidad, a su juicio, de las diputaciones provinciales. Y el debate se ha encendido cuando la respuesta más acerada ha llegado de la Diputación de Girona, presidida por Miquel Noger, miembro del mismo partido de Costa, JxCat.

La polémica no ha quedado ahí, porque el ex presidente de la Generalitat, Quim Torra, perteneciente como Costa al sector más radical de Junts, ha afeado a la Diputación su defensa de la institución. Una batalla que ha acabado con la Diputación de Girona borrando los tuits en los que atacaba a Costa, tras la recriminación de Torra.

«La Diputación no es la 3ª institución del país. Es la 1ª que debe desaparecer, como ya prevé el Estatuto» advertía Costa en su perfil de twitter, a raíz de las críticas de Esquerra a que una investigada por supuesta malversación, Núria Marin, presida la Diputación de Barcelona.

Para el vicepresidente del Parlament, sin embargo, se trata de una institución «prescindible: nadie tiene ni idea de lo que hace, bien o mal», ha sentenciado. La Diputación de Girona responde al ataque expresando su «sorpresa» por la «ignorancia» del vicepresidente primero del Parlament.

Costa, nivel escolar

Y han recomendado a Costa que, para saber qué hace la diputación, «concierte una visita en la sede de nuestra corporación. Las ofrecemos a escolares y las explicaciones se pueden ajustar a su nivel».

Una respuesta desde el perfil oficial de la institución que ha ofendido profundamente a los junteros, convencidos de que las diputaciones son, efectivamente «una imposición del Estado, como el sistema provincial».

«Es inaudito que desde un perfil institucional se responda así a un ciudadano que además, es el vicepresidente primero del Parlament» se ha exclamado Torra. Y la Diputación ha retirado el tuit.