España | País Vasco

Dimite el responsable del control de la pandemia horas antes de que Euskadi revise sus restricciones

Ignacio Garitano aduce razones personales y profesionales para dejar el cargo poco antes de que el Gobierno de Urkullu revise hoy su plan de restricciones de cara a la Navidad y sin que aún se conozca su sustituto.

El Coordinador del Programa de Vigilancia y Control de la Pandemia en Euskadi, Ignacio Garitano, ha anunciado a pocas horas de que el Gobierno vasco actualice el plan de medidas de cara a la Navidad y a puertas de una posible tercera ola, que abandona el cargo. Garitano asumió esta responsabilidad hace nueve meses y comunicó ayer que daba un paso atrás y regresaba a su actividad profesional como médico en el área de Ginecología del Hospital Universitario de Alava.

Su llegada como rostro visible del Ejecutivo ante la pandemia se produjo a finales de la anterior legislatura y bajo el mandato de la anterior responsable de Sanidad, Nekane Murga. Desde entonces ha sido el portavoz que semanalmente comparecía ante los medios para abordar la situación de la pandemia en el País Vasco. El ‘Fernando Simón vasco’ afirma que deja el cargo por «motivos personales y profesionales» y para retomar el contacto con los pacientes.

Un abandono que se hace efectivo tras su última comparecencia ante los medios producida ayer y sin que el Departamento de Sanidad cuente por el momento con sustituto para ocupar esa responsabilidad. Garitano había manifestado algunas discrepancias con la toma de decisiones dentro de la Consejería, en particular sobre la idoneidad de establecer cierres perimetrales que consideró que no se habían demostrado útiles para contener la propagación de la pandemia. Finalmente el pasado mes de octubre Euskadi fijó este tipo de limitaciones a la movilidad.

Revisión del plan

La inesperada salida de Garitano ahonda de nuevo los problemas de comunicación que durante toda la pandemia ha mostrado la Consejería de Salud vasca. Desde el comiezo de la epidemia las labores de portavocía se han sucedido con distintos rostros de altos responsables del departamento, incluida la consejera, y cuyo último representante ha sido Garitano.

La dimisión llega sólo horas antes de que el Gobierno vasco reúna hoy a su comité asesor y analice el posible endurecimiento de las restricciones de cara a la Navidad. El Ejecutivo de Urkullu advierte desde hace días de que las limitaciones de movilidad y reunión establecias podrían endurecerse si la situación corre riesgo de empeorar. El riesgo de la nueva variante del Covid procedente de Reino Unido es sin duda el elemento que amenaza la evolución de la pandemia en los próximos días.

Desde el pasado 10 de diciembre el País Vasco había reabierto parcialmente la hostelería, cerrada desde el 6 de noviembre. La reapertura se hizo con aforos limitados -100% en terrazas y 50% en el interior- y una limitación de horario, con cierrea a las 20.00 horas. Además se estableció la libertad de movilidad para las fiestas de Navidad en toda la CAV entre el 23 y 26 de diciembre y entre el 30 de diciembre y el 2 de enero. También autorizó que las reuniones de entornos familiares podrían alcanzar las 6 personas pertenecientes a dos unidades convivenciales.

Medidas todas ellas que hoy se revisarán y que podrían modificarse de cara a esta semana y la próxima. En los últimos días la incidencia de la pandemia en Euskadi ha descendido en lo referente a la tasa de positivos, que ha rondado entre el 4% y 3%, si bien el número de muertes continúa siendo elevado y la preocupación del Ejecutivo a que la situación pueda empeorar con la relajación de las medidas es alta.

Comentar ()