España

Tres comidas por 8 euros: el coste del menú diario a los migrantes en Canarias

Interior imputa al presupuesto de la Policía Nacional los 600.000 euros en que ha cifrado el coste del suministro de productos alimenticios a los migrantes / El departamento de Grande-Marlaska destina a la crisis migratoria en las islas casi tres millones

Un policía nacional se dirige a un grupo de inmigrantes en el puerto de Arguineguín.

Un policía nacional se dirige a un grupo de inmigrantes en el puerto grancanario de Arguineguín. EFE

El menú de tres comidas que el Gobierno ofrece a los migrantes irregulares que han arribado a las costas de Canarias tiene un coste diario de ocho euros, según las condiciones que el Ministerio del Interior ha pactado con el proveedor al que ha encargado el suministro de los productos alimenticios. El importe del contrato asciende a 600.000 euros.

El pasado 16 de noviembre, cuando la situación en el muelle grancanario de Arguineguín era insostenible por el hacinamiento de migrantes, la Secretaría de Estado de Seguridad declaró de emergencia la contratación de diversos de servicios de alojamiento, manutención y limpieza para atender las necesidades derivadas de la llegada masiva de pateras. Interior cifró el coste de su actuación en 2.948.000 euros.

Una quinta parte de ese dinero se destinará a proporcionar desayuno, almuerzo y cena a los migrantes, cuyos retornos a los países de origen se ha complicado por el cierre de las fronteras debido a la pandemia de coronavirus. Según se detalla en el contrato firmado el pasado 23 de noviembre, el proveedor Alonso Hipercas SA tiene que servir un menú diario formado por un desayuno, un almuerzo y una cena que no exceda los ocho euros en total -sin incluir el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), sustituto del IVA en las islas- y cuyo valor nutricional alcance en total al menos las 2.200 kilocalorías.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Según las indicaciones de Interior, el desayuno debe incluir un zumo «100 % melocotón y manzana» de 200 mililitros, galletas tostadas y una bolsa de cacahuetes fritos con miel. Este fruto seco también forma parte de la comida, junto a ensalada de alubias con pavo, dulce de membrillo y pan. Para la cena, ensalada de quinoa con verduras, dulce de membrillo y pan.

Junto con Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el ministerio que dirige Grande-Marlaska es uno de los departamentos gubernamentales con competencias en la crisis migratoria. Interior solicitó a Defensa el uso del antiguo polvorín de Barranco Seco (Las Palmas de Gran Canaria) para poder trasladar a los migrantes desde Arguineguín y que se pudieran llevar a cabo las labores de identificación personal y asistenciales iniciales mientras se analizaba cada caso y se decidía su ingreso en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) o su puesta a disposición de organizaciones de acogida.

Interior imputa al presupuesto de la Policía los 600.000 euros en que cifra el coste de las comidas a los migrantes

La cuantificación económica relativa a los suministros en Barranco Seco se ha realizado «por un periodo de seis meses», si bien ha advertido de que la evolución de la llegada de pateras es «a día de hoy imprevisible numéricamente». Con todo, en la citada declaración de emergencia, la Secretaría de Estado de Seguridad reconoce que en 2021 esta tendencia «pueda tener continuidad».

Con datos referidos hasta el pasado 15 de diciembre, 37.781 inmigrantes habían llegado por vía marítima a España, cifra que representa un repunte del 52,8 % respecto al mismo periodo de 2019 (24.722). Ese año se cerró con un descenso del 57 % respecto a 2018, cuando se contabilizaron 57.498 llegadas.

La mayor presión migratoria la está sufriendo este año Canarias, a cuyas costas han arribado 21.452 irregulares (el 56,77 % de todos los llegados por vía marítima a España). Ello ha obligado al Gobierno a habilitar diversos espacios de acogida en Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Fuerteventura mientras se realizan los trámites que desemboquen en los retornos a los países de origen o en la concesión de protección internacional por ser personas vulnerables.

Para hacer frente a las necesidades, el Ministerio del Interior ha reservado una partida de 2.948.000 euros, de los que 2.325.000 corresponden a créditos de la Secretaría de Estado de Seguridad. Con ese dinero se sufragarán los gastos de limpieza y lavandería (600.000 euros); arrendamiento de maquinaria e instalaciones (400.000); traducción e interpretación (350.000); transportes (100.000); energía eléctrica, agua y combustible (50.000), y reparaciones y mantenimiento (25.000). La partida «otros suministros» se lleva otros 800.000 euros.

Al programa de seguridad ciudadana del presupuesto de la Dirección General de la Policía se imputarán los 600.000 euros ya citados para la compra de productos alimenticios y otros 23.000 euros en concepto de arrendamiento de maquinaria e instalaciones.

Comentar ()