España

Villarejo y Sanz Roldán se verán las caras con la versión de Corinna como aval del comisario

El próximo viernes está previsto el primer juicio contra José Manuel Villarejo por calumnias y denuncia falsa contra el ex director del CNI Félix Sanz Roldán, quien cuenta con el apoyo de la Fiscalía, que pide dos años de prisión para el policía jubilado

Villarejo y Sanz Roldán

El comisario jubilado José Manuel Villarejo y el ex director del CNI, Félix Sanz Roldán.

El comisario José Manuel Villarejo, investigado en la Audiencia Nacional en la causa abierta alrededor de sus negocios privados mientras estaba en la Policía que en los ámbitos judicial y político ya se conoce como el caso de todos los casos, se sentará el próximo viernes por primera vez en el banquillo.

No irá a juicio por el caso Tándem que le mantiene en prisión provisional desde noviembre de 2017, cuando fue detenido, sino por presuntas calumnias y denuncia falsa contra Félix Sanz Roldán, ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), su némesis, a quien el comisario considera responsable de todos sus males e impulsor de su detención y su caída en desgracia.

Sanz Roldán presentó una querella por calumnias contra el comisario después de que éste, en junio de 2017, afirmara en el programa ‘Salvados’ de La Sexta que el jefe del servicio de Inteligencia español había amenazado de muerte a Corinna Larsen, ex amante del rey emérito, para que callara sobre todo lo que sabía de Juan Carlos I.

La Fiscalía, que también considera que Villarejo afirmó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna Zu Sayn-Wittgenstein «siendo consciente de que no era cierto», acusa al comisario jubilado de calumnias y pide para él un año de prisión por estos hechos. La Abogacía del Estado también participa en el proceso en contra de Villarejo.

Larsen declarará por videoconferencia desde Londres

La defensa de Villarejo, sin embargo, sostiene que no hay ningún delito en la manifestación pública del comisario puesto que transmitió lo que la empresaria germano-danesa le había contado a él previamente. En este sentido, tiene en su poder una declaración jurada de Corinna Larsen ante la notario de Londres Alisa Grafton el 9 de abril de 2019 en la que avala su versión. El documento que Villarejo presentará en el juicio dice lo siguiente:

«Entiendo que el Sr. Villarejo es acusado de calumnia por decir en una entrevista de televisión que el General Félix Sánz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia (C.N.I.), los servicios de inteligencia española, ha amenazado mi seguridad física. He revisado una transcripción de esa entrevista y creo que las afirmaciones del Sr. Villarejo son verdaderas. Entiendo que se basan en una conversación que tuve con el Sr. Villarejo en 2015, como se explica más detalladamente a continuación». «En cualquier caso, creo que, cuando el Sr. Villarejo hizo las declaraciones por las que ahora se le acusa de calumnias, se refería a declaraciones que yo había hecho durante esa conversación. Esas declaraciones fueron verdaderas».

Además, está previsto que la empresaria declare por videoconferencia desde Londres la primera jornada del juicio para ratificar su versión de los hechos: que Sanz Roldán la amenazó de muerte y le pidió que guardara silencio después del accidente de Botsuana tras el que Juan Carlos I fue operado de la cadera. El Juzgado de lo Penal número 8 donde está previsto que se celebre el juicio, aplazado hasta cuatro veces durante la pandemia, ha hecho pruebas para garantizar la conexión por videoconferencia con Londres.

En el juicio también está previsto que declaren como testigos, a propuesta del comisario Villarejo, el ex jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía José Luis Olivera y la ex jefa del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y actual jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Esperanza Casteleiro.

La fotografía en el aeropuerto de Melilla

En cuanto al supuesto delito de denuncia falsa por el que la Fiscalía también pide un año de prisión para el comisario jubilado, el escrito de acusación del Ministerio Público se remonta al 1 de junio de 2017, cuando Villarejo presentó una denuncia contra el ex director del CNI y contra un periodista del diario El País que publicó el artículo Los tentáculos de Villarejo en el mundo judicial ilustrado con una fotografía que, según el comisario, se correspondía con una operación antiterrorista en la que había intervenido como agente encubierto para infiltrarse en una red de fuentes relacionadas con el yihadismo.

En la mencionada fotografía, Villarejo bajaba de un avión en la zona de pistas del aeropuerto de Melilla. Según denunció, ésta formaba parte de un dossier que el CNI tiene en sus archivos y que habría sido facilitada a dicho periodista por el Centro con el conocimiento y autorización de Sanz Roldán, por lo que consideró que éste habría incurrido en descubrimiento y revelación de secretos y en colaboración con actividades de organizaciones terroristas.

La Justicia archivó la denuncia de Villarejo y ahora es acusado de denuncia falsa por estos hechos. Por las dos situaciones descritas, Villarejo y Sanz Roldán se verán las caras -si no vuelve a suspenderse el juicio- el próximo viernes en una jornada que anticipa tensión en el ambiente.

Comentar ()