España

Vox se prepara para aprovechar la prórroga en Cataluña y amarrar el grupo propio

Ignacio Garriga y Santiago Abascal, en Barcelona.

Ignacio Garriga y Santiago Abascal, en Barcelona. EFE

Vox aprovechará los tres meses de prórroga electoral decretados por la Generalitat en Cataluña para «pisar el territorio» y amarrar los seis diputados que darían al partido de Santiago Abascal grupo propio en el Parlamento catalán. La suspensión de las elecciones no ha gustado a Vox, que ve en la decisión una imposición electoralista por parte del Govern independentista de JxCat y ERC. Por eso Abascal saludó la decisión del Govern de aplazar los comicios advirtiendo, desde Barcelona, buscará un «resquicio legal» para recurrir el aplazamiento electoral.

Un anuncio que sonó a música en los oídos de los socialistas, los más perjudicados por la decisión del ejecutivo que preside de forma interina Pere Aragonés. Los socialistas han sido los más críticos con la prórroga electoral, pero es difícil que asuman el coste de llevar esa decisión a la justicia. Sería tanto como regalar a los independentistas, sus principales rivales, un nuevo eslogan de campaña: El «155 electoral» a manos del PSC.

Pero lo cierto es que Vox solo presentará recurso si tiene muy clara la victoria. Y hoy por hoy es difícil que la Justicia tumbe una decisión calcada a la adoptada en su día por los gobiernos de Galicia y País Vasco sin mayor oposición. Además, los verdes son conscientes de que, en contra de lo que sucede al PSC, la prórroga electoral a ellos puede beneficiarlos.

Peinar Cataluña

El candidato de Vox a la presidencia de la Generalitat, Ignacio Garriga, prepara ya un nuevo calendario de precampaña para recorrer todos los rincones de Cataluña. «Queremos que la gente nos conozca, que vean que no somos los demonios que pintan algunos medios de comunicación» apuntan fuentes del partido.

Las últimas encuestas sobre intención de voto sitúan a Vox entorno a los seis diputados, una cifra que en el partido dan por segura y que les permitiría entrar en el Parlament con grupo propio. Pero los verdes confían en ir más allá, especialmente a costa de los votantes descontentos de Cs, y no descartan en absoluto dar el sorpasso al PP en Cataluña.

Presencia en Girona y Tarragona

Para conseguirlo, la candidatura que lidera Ignacio Garriga tiene que ir más allá del área metropolitana de Barcelona, donde se encuentra el grueso de los votantes no independentistas. Desde el partido dan por segura además la representación en Girona, con Alberto Tarradas al frente, y en Tarragona donde lidera la lista Isabel Lázaro. Lleida es la provincia que más se resiste a los verdes, y será uno de los objetivos de Garriga en los próximos meses.

Paralelamente, los de Abascal han multiplicado la presencia de carpas informativas del partido, especialmente en el área metropolitana, en un despliegue iniciado para la recogida de firmas para presentarse a las autonómicas, puesto que no cuentan con representación parlamentaria en esta comunidad. Un proceso no exento de dificultades.

Abucheos en Barcelona

Este fin de semana, las carpas informativas de Vox en Barcelona y Badalona han sido respondidas con concentraciones convocadas por fuerzas de izquierdas en contra de la presencia del partido de ultraderecha. Decenas de personas, convocadas por distintas entidades del distrito de Ciutat Vella de Barcelona, han abucheado este sábado a militantes de Vox en la Barceloneta, al lado del paseo Marítimo.

Al lugar de los hechos se han desplazado diversas unidades de los Mossos d’Esquadra, y los agentes se han situado dibujando un perímetro alrededor de la carpa del partido de extrema derecha y han alejado a los manifestantes de esa zona.

Entre los manifestantes se contaba a la exconcejal de Ciutat Vella en el Ayuntamiento de Barcelona Gala Pin, miembro de los comunes de Ada Colau.

En Badalona la escena se ha repetido este domingo contra la carpa informativa del partido en la ciudad que gobierna el popular Xavier García Albiol.

Comentar ()