España

Los positivos por coronavirus entre los presos se duplican en una semana

El número de reclusos que se encuentra actualmente en cuarentena se ha multiplicado casi por cinco en las últimas dos semanas / Tres de los centros han suspendido también las comunicaciones orales para frenar la propagación de la covid-19

Un autobús de la Guardia Civil en las instalaciones de la prisión de Navalcarnero, en Madrid.

Un autobús de la Guardia Civil en las instalaciones de la prisión de Navalcarnero, en Madrid. EP

El número de presos contagiados por coronavirus se ha duplicado en la última semana y los internos en observación médica casi se han multiplicado por cinco en los últimos 14 días, lo que da una idea de la velocidad con la que el coronavirus se está propagando entre los muros de los centros penitenciarios. De momento, sólo los reclusos y funcionarios de la cárcel de El Dueso (Cantabria) han recibido la primera dosis de la vacuna.

De acuerdo con los datos actualizados este jueves por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, el número de casos activos se eleva hasta los 572, exactamente 270 más que los se registraban hace una semana (302) y 315 más de los que había hace 14 días. Desde el 1 de enero se contabilizan 577 positivos, habiendo recibido el alta médica tan sólo cinco presos.

En paralelo, 1.953 reclusos se encuentran en observación médica o cuarentena por contacto con algún positivo, mientras que el jueves anterior la cifra ascendía a 728. El 16 de diciembre, el número de internos aislados era de tan sólo 159, lo que evidencia la trayectoria ascendente que dibuja la curva tras las fiestas navideñas.

Casos activos y presos en observación médica a fecha de 28 de enero.

Fuentes de Instituciones Penitenciarios han asegurado a este diario que «la mayoría» de los presos que han dado positivo cursan la enfermedad «de manera asintomática» y tan sólo uno -perteneciente a Sevilla I- se encuentra hospitalizado. Desde que se inició la pandemia han muerto tres reclusos en la cárcel por la covid-19, dos de ellos durante el primer estado de alarma (del 14 de marzo al 21 de junio).

Los internos en cuarentena casi se multiplican por cinco en las últimas dos semanas al pasar de 428 a 1.953

La situación más preocupante es la que se vive en el centro penitenciario Antoni Asunción (Picassent, Valencia), la más grande de España con unos 1.910 reclusos. La existencia de un brote con 133 positivos llevó este miércoles a la dirección de la prisión a suspender todas las comunicaciones (ordinarias y especiales) y los permisos, autorizándose el acceso al centro exclusivamente a los empleados públicos y al personal extra-penitenciario cuya labor sea «indispensable». El número de internos confinados en sus celdas es de 473.

En la plantilla de Picassent, 16 funcionarios presentan una PCR positiva y seis se encuentran en aislamiento. A éstos se suman otros seis pertenecientes al Centro de Inserción Social (CIS), elevándose a 27 el número de empleados en cuarentena.

Junto con esta prisión valenciana, hay otros centros penitenciarios en los que la incidencia del coronavirus también es notable. Así, los 185 presos de la cárcel de Teruel se encuentran en aislamiento, después de que se confirmara que 51 han dado positivo. En la de Villena (Alicante), los casos activos son 45, lo que ha obligado a confinar a 139 internos. En Sevilla I se han detectado 17 positivos, con un centenar de aislados en aplicación de los protocolos sanitarios para evitar una eventual propagación.

339 funcionarios contagiados

En cuanto a los trabajadores, el último dato ofrecido por Instituciones Penitenciarias cifra en 339 el número de casos activos, 66 más que hace una semana. Los empleados que se encuentran en cuarentena u observación médica actualmente son 302.

La negativa evolución epidemiológica ha provocado que tan sólo tres cárceles (Ibiza, Tenerife II y Santa Cruz de la Palma) mantengan hoy las comunicaciones orales, íntimas (vis a vis), familiares y de convivencia, cuando hace diez días eran 12 los centros en los que no se habían suspendido. Y hay tres (Picassent, Ourense y Murcia II) en las que no están permitidas en este momento ni las orales.

El empeoramiento de la situación sanitaria en las cárceles, reflejo de lo que sucede en el resto de la sociedad, se produce cuando no hay fecha para que empiece a vacunarse el grueso de los presos y de los funcionarios. De momento, sólo han recibido la primera dosis la plantilla y la población reclusa de El Dueso. Salvo imprevistos, este fin de semana tendrían que recibir la segunda al cumplirse los 21 días de la primera inyección.

Te puede interesar

Comentar ()