España | Navarra

Dimite un consejero del Gobierno de Navarra tras ser imputado por malversación

Manuel Ayerdi, que fue presidente del PNV en Navarra, ocupaba la cartera de Desarrollo Económico. UPN le denunció por presuntas irregularidades en la concesión de 2,6 millones en ayudas a una empresa en situación de insolvencia.

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial de Navarra, Manuel Ayerdi, ha presentado hoy su dimisión a la presidenta María Chivite tras ser investigado por el Tribunal Supremo por un presunto delito de prevaricación y malversación de fondos públicos. Durante una breve comparecencia, quien también fue vicepresidente del Ejecutivo foral durante el mandato de Uxue Barkos, ha asegurado que se encuentra «tranquilo» ante lo que considera que es una denuncia «infundada» presentada por Unión del Pueblo Navarro (UPN) por la concesión, entre 2015 y 2017, de ayudas a la empresa Davalor Salud pese a encontrarse en situación de insolvencia y saltándose el procedimiento.

En su comaparecencia ante los medios de comunicación Ayerdi no ha admitido preguntas. Ha revelado que por el momento el Tribunal Supremo no le ha notificado formalmente su situación procesal pero que ha optado por adelantarse y presentar su renuncia a la presidenta Chivite para no prolongar la instabilidad que el llamado ‘Caso Davalor’ está generando al Gobierno y a su entorno.

Ayerdi ha arremetido contra UPN por lo que ha calificado como una «obsesión» con este caso «que me parece patológica». Ha señalado que poco revela la insistencia de la formación de Javier Esparza, líder de la oposición, «de una formación que aspira a gobernar la Navarra del siglo XXI».

2,6 millones de euros

Quien fuera presidente del PNV antes de acceder al Gobierno con Barkos en 2015 ha agradecido a su formación, a ambas presidentas y a sus más estrechos colaboradores el apoyo recibido y el trabajo realizado durante los cinco años y medio que ha permanecido en el Ejecutivo como consejero.

Geroa Bai avanzó ayer quién será el candidato a suceder a Ayerdi en la cartera que ocupa esta coalición liderada por el PNV. Será Mikel Irujo, actual director general de Acción Exterior.

La denuncia interpuesta por UPN contra él en junio se remonta a hechos ocurridos hace un lustro. En su condición de consejero de Desarrollo Económico Ayerdi presidía la Sociedad de Desarrollo de Navarra, SODENA. A esta entidad la empresa Davalor solicitó antes de que él accediera al Gobierno ayudas por un importe de 4 millones de euros. Tras comprobar la debilidad financiera en la que se encontraba la empresa la petición fue rechaza. Sin embargo, según denuncia UPN y que ahora investiga el Tribunal Supremo, sólo un mes después de que accediera al cargo le fue concedida una primera ayuda.

Pago de acreedores

Davalor recibió un prestamo de un millón de euros, al que más adelante se sumaron otros cuatro préstamos por un importe total de 2,6 millones. UPN denuncia que el procedimiento empleado vulneró los requerimientos legalmente exigidos, como la aprobación del Parlamento foral, los pertinentes informes y que todo se tramitó por el procedimiento de urgencia.

Añaden que la sociedad no reunía las condiciones para hacerse beneficiaria de la ayuda, así como que el proyecto para que el que fue concedida no fue el destino de la totalidad del importe otorgado. Al parecer, parte de los fondos se habrían dedicado al pago de acreedores y de necesidades urgentes de la empresa. Durante la comisión de investigación llevada a cabo en la Cámara navarra Ayerdi defendió su decisión que calificó como personal.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha salido en defensa de Ayerdi. A través de las redes sociales ha calificado de «mezquindad política» la actuación de UPN que «se lleva por delante momentaneamente a una persona capaz y entregada al servicio público». Ortuzar afirma que siente «como propia la injusticia que se está comentiendo».

El presidente de la formación en Navarra, Unai Hualde, ha emitido un comunicado en el que denuncia el «acoso político» de UPN contra Ayerdi. Señala que el ya exconsejero ha antepuesto «su ética honradez y transparencia por encima de todo frente al acoso indecente». Hualde sitúa la denuncia de UPN en un intento por lograr que se acuse de irregularidades a Ayerdi después de que ni en la comisión de investigación parlamentaria ni en el informe de la Cámara de Comptos lo lograran, «ahora intentan por los tribunales lo que no se consiguió»: «Tenemos total confianza en que el tiempo nos dará la razón y pondrá a cada uno en su sitio».

Te puede interesar

Comentar ()