España

Saquean un Decathlon en Barcelona en las protestas por Pablo Hasel

Terraza de un bar, en llamas esta noche en Barcelona.

Terraza de un bar, en llamas esta noche en Barcelona. EFE

Manifestantes radicales han vandalizado y saqueado una tienda de la cadena Decathlon en el centro de Barcelona, en la cuarta noche de disturbios y violencia tras el ingreso en prisión de Pablo Hasel. En el centro de la ciudad han vuelto a arder barricadas, formadas algunas con sillas robadas de las terrazas de los bares. Hoy, como novedad, los vándalos han asaltado una tienda de ropa y equipamiento deportivo, que ya fue asaltada en las protestas negacionistas del mes de noviembre, y otros establecimientos.

Barcelona es escenario esta noche de saqueos a tiendas, asaltos y destrozos en sedes bancarias y barricadas incendiadas, mientras en Girona también se suceden los daños a bancos y en el mobiliario urbano.

Los Mossos d’Esquadra han detenido a tres personas, una de ellas en Barcelona, en la calle Balmes con Ronda Universidad, por atentado a agentes de la autoridad, y dos en Girona, en la zona de la Copa, por lanzar piedras.

Grupos violentos han provocado destrozos en numerosos comercios, sobre todo, en el Borne y en la plaza de Catalunya, y han arrasado varias terrazas de bares de la Ramblas, cuyo mobiliario y jardineras ha quedado esparcidas en la calle, e incluso han quemado sillas de uno de los locales de restauración de este emblemática vía catalana, que han utilizado después como barricadas.

Asimismo, han saqueado varios de los comercios que han atacado, entre ellos, algunos del Triangle y una conocida tienda de material deportivo en la calle Canuda, después de haber destrozado por completo los escaparates.

En esta zona, también han levantado barricadas que han incendiado, al tiempo que los violentos han lanzado todo tipo de objetos como piedras a furgones de los Mossos, que se mantenían a distancia en la Rambla.

A diferencia de lo ocurrido en las anteriores noches de disturbios, los Mossos han mantenido esta noche una actitud más de contención.

También se han vivido momentos de tensión en la parte final de la Rambla, cerca de Colón, donde grupos de encapuchados han lanzado todo tipo de objetos a una comisaría de la Guardia Urbana.

En Girona, los grupos de manifestantes han violentado dos oficinas bancarias en la plaza Independencia y otra en la Mercadal, muy cerca de la Subdelegación del Gobierno, ante la que se ha desmontado mobiliario urbano para lanzarlo contra la línea policial.

El candidato de la CUP por la provincia en las elecciones del 14F, Dani Cornellà, ha denunciado que ha sido golpeado por un antidisturbios mientras intentaba intermediar y ha avanzado que presentará denuncia.

En Vilafranca del Penedès, algunos manifestantes han lanzado objetos pirotécnicos contra los mossos que protegían la comisaría y después han tirado las vallas que protegían el edificio. Además, han lanzado piedras y pintura contra un coche policial, aunque a estas horas los incidentes ya han finalizado.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha realizado dos asistencias en Girona, aunque en ningún caso ha sido necesario el traslado a un centro sanitario, y una tercera en Vilafranca del Penedès, donde la persona asistida también ha podido ser dada de alta in situ.

Hasta pasadas las nueve de la noche, el SEM no había tenido que hacer ninguna asistencia en Barcelona ni en Tarragona.

Precisamente en Tarragona, la manifestación por la libertad de Hasel ha finalizado este viernes sin incidentes, tras discurrir desde la plaza Imperial Tarraco hasta el rectorado de la Universidad Rovira i Virgili.

Te puede interesar

Comentar ()