La ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre anuncia acciones legales contra el ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas por afirmar que le entregó un sobre con 60.000 euros procedentes de una donación de un empresario para financiar irregularmente su campaña electoral.

En un breve comunicado remitido a los medios y que también ha colgado en sus redes sociales, Aguirre afirma que «estas afirmaciones son rotundamente falsas y se han realizado en sede judicial sin ninguna prueba que las respalde. Nunca, jamás, en ningún momento, recibí entrega de dinero alguna por parte del Sr. Bárcenas ni del Sr. Lapuerta», el anterior tesorero del PP fallecido al que Bárcenas ha situado como testigo de la entrega de dicho dinero en la sede del partido de la calle Génova, igual que al ex secretario general de la formación en Madrid, Francisco Granados, y el ex gerente Beltrán Gutiérrez.

Después de la declaración de Bárcenas como testigo en el caso Púnica, en el que Aguirre figura como investigada, la ex presidenta anuncia «la interposición de una querella criminal contra el señor Bárcenas por falso testimonio».

Achaca la declaración de Bárcenas al «propósito de mejorar la situación penitenciaria de su esposa». «La acusación realizada es, por tanto, una rotunda mentira y sólo tiene su explicación en el ofrecimiento hecho por el señor Bárcenas, en su escrito a la Fiscalía, con el evidente propósito de mejorar la situación penitenciaria de su esposa,  en los mismos términos que ha sido beneficiada doña Isabel Jordán, condenada a mas de veinte años y hoy en libertad gracias a  la actuación del mismo abogado que, desde hace sólo unas semanas, defiende al señor Bárcenas y a su esposa e impulsa esta estrategia procesal», se puede leer en el escrito.