El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aconsejado a Unidas Podemos «bajar los decibelios» a la hora de afrontar las diferencias que mantienen ambos socios de coalición y ha animado a demostrar que el diálogo es la forma de fortalecer el Ejecutivo.

Así lo ha indicado durante su intervención en el Pleno del Congreso para informar de la situación del coronavirus para aludir, en su turno de réplica, al portavoz de la formación morada, quien previamente había apremiado a Sánchez a debatir sobre las discrepancias en el seno del Ejecutivo para adoptar medidas valientes que den cumplimiento al programa pactado en la coalición.

Al respecto, Sánchez ha reivindicado que su «obligación» y «responsabilidad» en momentos de «gran turbación», es trabajar por la unidad de España, y también de las «fuerzas progresistas».

No obstante, ha enfatizado que «a todos» les gustaría «hacer más cosas y más rápido» pero que se debe combinar esa «exigencia» legítima con el realismo. Por tanto y ante un nuevo ciclo que no arroja elecciones en los próximos dos años, ha llamado a trabajar con «algo más de sosiego».

Precisamente en las últimas fechas han transcendido diferencias entre los socios, a raíz sobre todo de la Ley de Vivienda (por la regulación de los alquileres) y la Ley Trans, al entender los morados que el PSOE se ha alejado del programa de gobierno.