España

Sánchez anuncia un paquete de 11.000 millones para empresas, pymes y autónomos

Lanza un guiño a sus socios de Gobierno al reconocer "la labor de los miembros del Consejo de Ministros, del PSOE y de Unidas Podemos" y asegura que habrá pacto en vivienda

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene este miércoles durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene este miércoles durante la sesión de control en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno ha anunciado la aprobación de un paquete adicional de 11.000 millones de euros destinado a empresas, pymes y trabajadores autónomos. El objetivo es «reforzar la solvencia de sus balances para hacer inversiones y contratar trabajadores para afrontar la recuperación económica».

En una comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar la marcha del actual estado de alarma, ha explicado que «no sólo queremos salvar empresas y empleos sino reforzarlos y crear nuevas empresas y empleos». Se trata de doblegar la curva de contagios y la económica y «modernizar nuestra economía». En definitiva, la recuperación económica «es una esperanza firme».

Con continuas apelaciones a la unidad y a la prudencia, defiende el jefe del Ejecutivo que 2021 «va a ser el año de la vacunación y de la recuperación económica». Mantiene que España tendrá las suficientes dosis de distintas vacunas, un total de 136 millones, que harán posible que en verano esté vacunado un alto porcentaje de la población.

«Nos hemos marcado un objetivo muy ambicioso pero posible», esto es, el 70 por ciento de población vacunada antes de que acabe el verano. De hecho, el próximo trimestre España recibirá el cuádruple de vacunas, lo que podría permitir la vacunación masiva.

Sánchez ha ido sembrando su intervención de mensajes optimistas. «Atravesamos tiempos duros, pero los esfuerzos comienzan a dar resultados», «la salida está cerca» o «nos aproximamos a la recuperación» han sido algunos de esos mensajes.

El Gobierno está «sosteniendo empresas, protegiendo a los más vulnerables y proyectando el país que queremos ser, la España que se merecen los españoles. España es un país formidable y se merece que sea el año de la recuperación», ha proseguido el jefe del Ejecutivo para hacer a continuación un claro guiño a sus socios de Ejecutivo en un momento en que las relaciones no parecen pasar por el mejor de sus momentos.

Asegura que «se llegará a un acuerdo en materia de vivienda»

En este sentido ha dicho reconocer «la labor de los miembros del Consejo de Ministros, del PSOE y de Unidas Podemos» y de los Grupos parlamentarios que les han apoyado en la Cámara Baja. De hecho, ha afirmado que «se llegará a un acuerdo en materia de vivienda» y en todo lo que tiene que ver con el mercado laboral, aunque lo ha vuelto a residenciar en el diálogo social.

Dirigiéndose al líder del PP, Pablo Casado, ha insistido, como hiciera el martes en el Senado, en que el PSOE «no es el enemigo» y dice apostar por un centro-derecha potente «que evite el crecimiento de la ultraderecha». «¿Su modelo es Galicia o Madrid? ¿Lo que hace Mañueco o Ayuso? Lo suyo siguen siendo un misterio sin resolver», le ha espetado para pasar a acusarle de usar a las víctimas de la pandemia como «un arma arrojadiza». «El PP tiene un sitio en la democracia española» ha llegado a decir con un punto de condescendencia.

Pedro Sánchez comparece en el Congreso de los Diputados donde está dando cuenta de la situación derivada por la pandemia de coronavirus. Una presencia más que nada testimonial habida cuenta de que el actual decreto tiene vigencia hasta el 9 de mayo y, por tanto, no debe votarse. Sin embargo, el propio Sánchez ofreció la opción de que en marzo se revisara su continuidad si la curva de evolución de la pandemia y la incidencia acumulada caía a mínimos, lo que no es el caso.

Comentar ()