España

Sánchez señala ante Irene Montero que la ley del "sí es sí" se aprobará en breve

Pedro Sánchez, en el Día Internacional de la Mujer.

Pedro Sánchez, en el Día Internacional de la Mujer. EFE

La ley del consentimiento sexual será una realidad en breve, según ha asegurado Pedro Sánchez en presencia de Irene Montero, su anfitriona en un acto por el 8-M organizado por el Ministerio de Igualdad. Tras defender el presidente del Gobierno que en la lucha feminista «nos lo jugamos todo, incluso el propio desarrollo económico del país» y rememorar el «caso Nevenka», ha asegurado, dirigiéndose a Montero, que «por eso, querida ministra, la ley del solo sí es sí se aprobará dentro de muy poco tiempo».

Se trata de una ley que pasó por el Consejo de Ministros hace un año, en vísperas del 8-M, y que acaba de recibir un informe muy crítico del Consejo General del Poder Judicial. Ahora tiene que pasar por el Consejo de Estado. Lo cierto es que el contador de leyes de Igualdad está prácticamente a cero.

Sánchez ha atribuido a la aparición de la ultraderecha de Vox un movimiento involucionista que se suma a las consecuencias de la crisis del Covid, especialmente duras para las mujeres. «La aparición de la ultraderecha, una fuerza de retroceso que cree en el machismo ultrarecalcitrante y que siente nostalgia por aquellos tiempos donde el hombre tenía a su merced a la mujer», ha dicho respecto al partido de Santiago Abascal.

Poco antes Sánchez había estado en Ferraz junto a las principales representantes del feminismo de su partido como Carmen Calvo, Adriana Lastra y Cristina Narbona. De este modo ha intentado compensar la guerra feminista en el seno del Gobierno, a raíz de la llamada ley trans.

Especialmente cariñoso con Montero, que iba vestida de morado, el color que representa al feminismo, cree el inquilino de la Moncloa que «la fuerza de cambio que representa el feminismo no tiene fecha».

Por su parte, la titular de Igualdad ha abogado por que España siga «siendo un referente internacional de políticas públicas feministas, debemos estar a la altura de las mujeres de nuestro país y de su movimiento feminista». Montero denunció el pasado viernes la «criminalización» y «señalamiento» contra las mujeres tras prohibir la Delegación del Gobierno en Madrid, las manifestaciones en la Comunidad.

Comentar ()