España

Delgado reúne a los fiscales para "potenciar y coordinar" la lucha contra el narcotráfico

Tras las discrepancias por la designación del fiscal de Sala del Supremo Javier Zaragoza como refuerzo en la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar

Reunión virtual de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, con los responsables Antidroga. FGE.

La fiscal general del Estado (FGE), Dolores Delgado, ha mantenido este martes una reunión telemática con el objetivo de «potenciar y coordinar» la lucha contra el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar. A la misma han asistido tanto el fiscal de Sala Jefe de la Fiscalía Especial Antidroga, José Ramón Noreña, como el fiscal de Sala del Tribunal Supremo, Javier Zaragoza, recientemente designado como refuerzo en la lucha contra el narcotráfico en la zona.

Este encuentro se produce después de que surgieran discrepancias entre Noreña y Delgado por la designación de Zaragoza. De hecho, a finales de febrero, y como respuesta a la designación del fiscal del Supremo, el fiscal jefe Antidroga presentó un escrito en la Fiscalía General del Estado (FGE) indicando que esa decisión era «ilegal e improcedente».

Se quejaba Noreña de que a él no se le había notificado la resolución de Delgado formalmente sino que sólo se le remitió «una copia al correo electrónico particular de su secretaria», y que el decreto de nombramiento se había dictado sin ninguna gestión previa de la FGE con Antidroga en la que se hiciera referencia a la compleja situación de la lucha contra el tráfico de drogas allí.

Este martes, a la reunión virtual han asistido también el fiscal de Sala Jefe de la Secretaría Técnica, Álvaro García, la fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, los fiscales jefes provinciales de Málaga y Cádiz, Juan Carlos Caballero y Ángeles Ayuso, el fiscal Jefe de Área de Algeciras, Juan Cisneros, la fiscal delegada autonómica Antidroga, Ana Villagómez, la fiscal Antidroga de Huelva, Ana Isabel Laso, la fiscal Antidroga de Campo de Gibraltar, Macarena Arroyo, el fiscal Antidroga de Málaga, Fernando Bentamol y el fiscal de la Fiscalía Especial Antidroga, Luis Ibáñez.

En la misma, según nota de la Fiscalía General del Estado que recoge Europa Press, se ha analizado la grave problemática que existe en el Campo de Gibraltar y zonas limítrofes, se han aportado soluciones y se han establecido líneas de trabajo para afrontar este fenómeno delictivo, que pasan por «potenciar el compromiso, refuerzo y unidad» de la Fiscalía en la lucha contra el narcotráfico.

Noreña defiende su trabajo

Fuentes fiscales informaron a El Independiente de que el nombramiento de Zaragoza respondió a «deficiencias en la detección del blanqueo» procedentes del narcotráfico.

También indicaron que en 2019, según se recogió en la Memoria de la Fiscalía, sólo hubo cuatro procedimientos judiciales por blanqueo de fondos del narcotráfico en la Audiencia Nacional.

En una segunda nota hecha pública por el fiscal Noreña, éste defendió su labor y dudó que el nombramiento de Zaragoza respondiera a tales motivos. «No parece que la designación de un único fiscal con competencias coincidentes sea suficiente», afirmó el responsable Antidroga en un comunicado que recogió también Europa Press.

En éste, también consideró que el dato de procedimientos por blanqueo al que se refirió este diario «se basaba en un dato sacado de contexto sobre la diferencia de procedimientos incoados en 2019 por los Juzgados de la Audiencia Nacional por blanqueo de capitales, frente a los incoados por tráfico de drogas, acompañando incluso un cuadro extraído de la Memoria de esta Fiscalía».

Noreña argumentó al respecto que la Audiencia Nacional carece de competencias propias para investigar y juzgar delitos de blanqueo de capitales que no estén directamente vinculados a un tráfico de drogas competencia de dicha Audiencia -artículo 65 LOPJ-, por lo que no es factible tratar de que asuman aquellas investigaciones si no concurre tal conexión.

La estadística publicada como base a su falta de eficiencia aludida no tiene en cuenta, añadió, que «toda investigación por tráfico de drogas contra organizaciones o grupos criminales incluye una investigación patrimonial por blanqueo, que, si se sigue en el mismo procedimiento, éste se registra como tráfico de drogas y no como blanqueo aunque este delito quede incluido en la investigación».

Por otra parte, argumentó que la persecución del tráfico de drogas y la ampliación de supuestos de decomiso de bienes, efectos, instrumentos y ganancias de todo tipo permite en muchos casos instar el decomiso de todos ellos sin necesidad de abrir un procedimiento por blanqueo de capitales.

Comentar ()