La Comunidad de Madrid se ha convertido en el eje político en la última semana a raíz de la convocatoria de las elecciones del 4 de mayo (avaladas el pasado domingo por el TSJ de Madrid), y por las que el vicepresidente segundo de Gobierno, Pablo Iglesias, ha decidido abandonar Moncloa para presentarse a la candidatura autonómica de la mano de Unidas Podemos.

En su primera entrevista como futuro candidato autonómico en las elecciones de la Comunidad de Madrid, además de la más esperada aparición del día en el programa de La Sexta El Intermedio, presentado por El Gran Wyoming, Iglesias ha indicado que «el presidente tiene claro que tenemos que ganar Madrid juntos», en referencia a si a Pedro Sánchez le ha molestado o sorprendido su decisión de abandonar. «No le ha sorprendido tanto», pues afirma que sus roces y negociaciones en entre despachos y el Congreso han generado mucha confianza y conocimiento mutuo entre ambos: «Nos conocemos ya bien», ha indicado.

Uno de los grandes retos a los que ha admitido tener que enfrentarse es a la movilización del votante de izquierdas, pero considera que si la Comunidad sale motivada a las urnas, la Comunidad será «mayoritariamente de izquierdas». «Hay que dividir los papeles si queremos parar a la ultraderecha de Vox y Ayuso», ha rescatado en referencia a su posible cooperación con los socialistas madrileños.

«En política uno tiene que saber dónde es más útil. Uno tiene que asumir que tiene que jugar donde le toca. Creo que ahora soy mas útil siendo presidente de la Comunidad de Madrid», ha indicado el miembro de Unidas Podemos. Asimismo, ha considerado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como la candidata «que más puede sumar» en la actualidad como miembro del Gobierno de coalición.

Iglesias también le ha lanzado una pullita al candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, afirmando que «si Ángel cumple su papel yendo a por un electorado diferente podemos ganar». «Hay que repartir los papeles. Gabilondo tiene que interpelar a los que han votado a PP o Ciudadanos. Nosotros jugando el papel de la izquierda y el PSOE el suyo», añadía.

A pesar de los ecos de protagonismo que siempre le han acompañado, Iglesias ha admitido estar «encantado de ir en el puesto que me toque», respondiendo a la pregunta de si consideraría ser el número dos de Mónica García, candidata de Más País. La palabra «unidad» se ha convertido en una de las grandes referencias de la noche para Iglesias. «Salimos a ganar», ha reiterado. «Si la derecha gobierna en Madrid, eso va a ser un peligro para la democracia española», ha concluido.

Preguntando por cuándo dejará su puesto en Moncloa, Iglesias quiere marcharse con el proyecto de la Ley de Vivienda aprobada, aunque ha afirmado que el «PSOE lo está poniendo difícil».

Revolución política en La Moncloa

El propio dirigente hizo pública su decisión a través de un comunicado difundido en vídeo, en el que ha justificado el paso adelante en el hecho de que «en política hay que tener valentía para dar las batallas que hay que dar». Iglesias ha anunciado, además, que será Yolanda Díaz la persona a la que ceda el testigo de la formación morada en el ámbito nacional, para que ésta se convierta en «la próxima presidenta del Gobierno».