España

Sánchez y Casado suben el tono en el Congreso: "Da pena ver al PP liderado por usted"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso. EFE

La maquinaria electoral de los partidos funciona ya a pleno rendimiento. Éste miércoles, en la sesión de control del Congreso de los Diputados -la última de Pablo Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno– el habitual enfrentamiento entre el jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición ha subido los decibelios llegando casi a la descalificación durante otra tensa jornada en la Cámara Baja. Así, mientras Pablo Casado ha acusado directamente a Pedro Sánchez de «urdir» las mociones de censura para arrebatar al PP su poder territorial, el segundo ha respondido pidiendo «un poco de pudor» a Casado porque sus gobiernos autonómicos, ha dicho, se «sustentan en base a la corrupción y al transfuguismo». «Da pena ver al Partido Popular liderado por usted», ha sentenciado.

El líder del PP ha querido comenzar su intervención mofándose de que a Sánchez le haya salido «el tiro por la culata» en las mociones de censura territoriales planteadas por el PSOE -junto a Ciudadanos- contra los populares, en lo que Casado ha denominado como «monopoly» autonómico. «¡Un poco de pudor, señor Casado!», respondía Sánchez, acusando a su rival político de «transfuguismo» por haber roto también con sus socios de Gobierno en la Comunidad de Madrid y haber precipitado un adelanto electoral a su juicio «irresponsable».

«¿Ha mirado usted a su bancada azul?», contraatacaba el jefe de la oposición, que hacía un repaso por todos los ministros o dirigentes socialistas y morados con cuentas pendientes con la justicia. «¿Viene con esa arrogancia a tomarnos el pelo? Quien va a por lana, puede acabar trasquilado», seguía, sin rebajar el tono de tensión entre ambos. «Lecciones de identidad y de integridad, usted, ninguna», sentenciaba Casado, entre los aplausos de la bancada de la oposición.

La guerra fría entre PSOE y PP ha saltado definitivamente por los aires. Este miércoles, ambos líderes han pasado al enfrentamiento directo y sin cortapisas entre ambos dirigentes, que ha ido in crescendo una vez confirmada la convocatoria electoral en Madrid y la cascada de mociones de censura que han intentado los socialistas en territorios como Murcia y Castilla y León para arrebatar el poder a los populares, aunque todas ellas han terminado en fracaso.

Este mismo miércoles, el todavía vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha anunciado que presentará una querella por cohecho contra el secretario general del PP, Teodoro García Egea, por urdir la operación para salvar el gobierno de Murcia y «comprar diputados», después de incorporar a su equipo de gobierno a los tres diputados díscolos de Ciudadanos y negociar con los tres dirigentes expulsados de Vox en la Región.

Te puede interesar

Comentar ()