España

Interior recurrirá la sentencia que califica de "ilegal" la destitución de Pérez de los Cobos

La Audiencia Nacional concluye que el coronel de la Guardia Civil fue cesado por negarse a informar a sus superiores sobre la investigación judicial del 'caso 8-M' / El ministro justificó la decisión en un "proceso natural de sustitución de equipos directivos"

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, acudiendo a declarar el pasado mes de enero al juicio de Trapero.

El coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, acudiendo a declarar al juicio contra Trapero. EP

El Ministerio del Interior ha anunciado este miércoles que recurrirá la sentencia de la Audiencia Nacional que considera «ilegal» la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid y le obliga a restituirle en el puesto, del que fue apartado por una supuesta «pérdida de confianza».

«Desde el respeto a las decisiones judiciales, al discrepar con la resolución del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 8, se interpondrá recurso contra la misma a través de la Abogacía del Estado», ha confirmado un portavoz de Interior tras conocerse el fallo. Ahora tienen 15 días de plazo para apelar.

La resolución del magistrado Celestino Salgado es el mayor revés que recibe Grande-Marlaska desde que se encuentra al frente de Interior y tira por tierra el argumento con el que el ministro ha tratado de justificar la decisión de desplazar del cargo a Pérez de los Cobos, veterano oficial que coordinó el dispositivo policial desplegado el 1-O por su entonces condición de director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Tanto en comparecencias ante la prensa como en sede parlamentaria, Grande-Marlaska ha intentado enmarcar la destitución del coronel en un «proceso natural de sustitución de los equipos directivos dentro de la Guardia Civil» iniciado en enero con la designación de la socialista andaluza María Gámez como directora general del Cuerpo e interrumpido durante unos meses por la pandemia. «No hay ninguna circunstancia extraña», ha mantenido.

Fue Gámez quien, en la noche del domingo 24 de mayo de 2020, telefoneó a Pérez de los Cobos para comunicarle su cese por una sobrevenida «pérdida de confianza». Con el aval del ministro, la dirección reaccionaba de forma expeditiva después de que el general jefe de la Zona de Madrid (José Antonio Berrocal) y el entonces jefe del Mando de Operaciones (teniente general Fernando Santafé) hubieran intento sin éxito que el coronel les informara acerca del atestado enviado al juzgado que instruía la causa del 8-M, procedimiento abierto a raíz de la manifestación feminista celebrada en Madrid cuando ya se registraba más de medio millar de positivos por coronavirus en España y 17 personas habían fallecido.

La Audiencia Nacional zanja que el coronel fue cesado por negarse a informar a superiores sobre la investigación del ‘caso 8M’

Como un efecto dominó, la destitución desencadenó al día siguiente la dimisión de Laurentino Ceña como Director Adjunto Operativo (DAO) y la posterior defenestración del teniente general Fernando Santafé, entonces número tres del Cuerpo y llamado teóricamente a ocupar a suceder a Ceña. Desde la instauración de esta figura en la etapa de Pérez Rubalcaba como ministro del Interior, ningún DAO había dimitido.

Lejos de acoger las razones en las que el Ministerio del Interior sustentó su decisión, el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo 8 de la Audiencia Nacional sentencia que la destitución fue ilegal y que tuvo como desencadenante la negativa de Pérez de los Cobos a revelar información a sus superiores en la cadena de mando.

«No constando -añade- en modo alguno qué información se consideraba que debería haber comunicado el recurrente en su condición de Jefe de la Comandancia de Madrid, no podemos concluir más que el motivo de la decisión discrecional de cese era ilegal, en tanto que el cese estuvo motivado por cumplir con lo que la ley y el expreso mandato judicial ordenaban tanto a la UOPJ [Unidad Orgánica de Policía Judicial como a sus superiores, no informar del desarrollo de las investigaciones y actuaciones en curso; lo que, entre otras cosas, podría haber sido constitutivo de un ilícito penal», razona el juez.

Destinado desde entonces al frente de la Intervención Central de Armas y Explosivos, Pérez de los Cobos ha recibido un segundo castigo. Grande-Marlaska le ha cerrado la puerta para ascender a general al no respetar el orden que arrojaba la evaluación previa elaborada por el Consejo Superior del Cuerpo: el coronel era el primero, pero Interior ha decidido promocionar a los tres siguientes.

Comentar ()